Saltar al contenido

Coincidencia histórica

Roque Albin Huerta

José Roque Albín Huerta*

Generalidades

Roque Albin Huerta

Coincidencia histórica

Se encuentra documentado que el primer encuentro entre el tlatoani Moctezuma Xocoyotzin (en náhuatl significa; el que habla) y Hernán Cortés de Monroy y PizarroAltamirano (marqués del Valle de Oaxaca) tuvo lugar el 8 de noviembre de 1519, siendo el punto de reunión en las calles de República del Salvador y avenida Pino Suárez, donde actualmente se ubica el Templo de Jesús Nazareno y el antiguo Hospital de Jesús. Desde luego que en la actual Ciudad de México.

Al inicio de este momento histórico, los españoles transitaron por Cholula para luego ascender por Iztapalapa. Finalmente, ese 8 de noviembre los españoles llegaron a la capital de México-Tenochtitlán y al tener ese encuentro entre estos protagonistas lo que más les sorprendió fue la vestimenta del Moctezuma, así como la forma en que era tratado por sus sirvientes con el respeto y veneración.

Los estudiosos de la historia escriben que, según Hernán Cortés, el emperador los alagó en aquella ocasión con joyas y ropajes, los cuales despertaron la avaricia de los españoles por apoderarse del imperio, se dice que, Moctezuma invitó a los españoles a hospedarse en su propio palacio, donde los recibió pensando, según sus pensamientos, que su presencia estaba vinculada al retorno de Quetzalcóatl (que, los aztecas lo tenían como dios creador del hombre, el Señor de la Aurora y la Serpiente Nube de Lluvia).

Ahora bien, a efecto de contextualizar geográficamente, las crónicas del siglo XVI concuerdan al afirmar que las tropas de Hernán Cortés entraron en la ciudad insular desde el sur, a través de una de las tres grandes calzadas que cruzaban los lagos y que permitían la comunicación entre Tenochtitlan y los territorios de la tierra firme, la calzada sureña era la de Iztapalapa. Ingresando a Tenochtitlan desde el sur, donde se ubicaba Huitzilopochco, este camino se bifurcaba hacia el poniente para alcanzar Coyoacán y hacia el oriente, donde se encontraba Iztapalapa; más adelante a lo largo de la misma calzada, otro tramo conectaba el fuerte conocido como Acachinanco con el poniente y Atlacuihuayan.

Según Hernán Cortes (cuentan los historiadores) relata en una de sus tantas memorias escritas que, el soberano mexica y su cortejo fueron a su encuentro después de que los expedicionarios habían atravesado un puente que cruzaba la calzada de Iztapalapa, conocido como puente de Xoloco, en el cruce actual entre la calzada Chimalpopoca y la de San Antonio Abad, afirmando que Moctezuma lo agarro de la mano y lo llevó hacia una gran sala y aquí nos dieron mucha comida de aves y pan y maíz, tanto que bastantemente se proveyó el ejército.

Cortés reportó que Moctezuma le había entonces ofrecido inmediatamente todas sus tierras al rey de España, aunque algunos historiadores modernos ven esto como simplemente Cortés diciéndole al rey de España lo que necesitaba escuchar, pues han cuestionado que un rey como Moctezuma haya hecho algo semejante de esta manera, es así como durante los primeros días los españoles se quedaron en la ciudad pacíficamente, pero después comenzarían los conflictos entre los españoles y mexicas tras el arresto de Moctezuma en su propio palacio, acción ejecutada supuestamente por un ataque mexica sucedido en las costas de Veracruz contra españoles y totonacas.

Finalmente, una creencia popular formado a partir de varias fuentes indígenas y franciscanas escritas tiempo después de la conquista afirma que Moctezuma suponía que Cortés era el dios Quetzalcóatl o que de alguna forma él relacionó a los españoles con esta deidad. Sin embargo, esta creencia no es mencionada en ninguna de las crónicas españolas, e historiadores actuales ven esto como algo poco probable.

Estimado lector nuestra historia es grande y apasionante, que unos renglones no alcanzan para describirla, vemos cómo a través de los siglos nuestro país ha sido objeto de envidias y codicias por habitantes y gobernantes de otros países, por ello, estamos orgullosos de ser mexicanos.

Gracias por su tiempo dedicado a la lectura de mi humilde aportación.

rector general del Centro Universitario Uteg*.

[email protected]

Tal vez te puede interesar ¿Le ponen fin a la Verificación Vehicular Responsable de Alfaro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: