Saltar al contenido

Para Iniciar

José Ruíz Mercado
Posible, puede ser, en ocasiones, una taza de buen café nos lleva más allá de
una reflexión. Escuchamos algo de música. Nos preguntamos. Posible. La mente
en blanco. Una ligera probada, tal y como si fuera un licor, pero, no lo es. Sólo
café.
Hace veintidós años en Plaza Editores se publicó una antología de teatro. Cinco
autores con una visión crítica de la sociedad del Siglo XX. Exposición de
problemas y conflictos que iban desde el núcleo familiar hasta el conflicto de la
emigración.
En la presentación, prólogo, se hablaba de una sociedad en crisis, se retomaba
a Freud, a Artaud, se dice, se menciona, nos llevan a vivirla de cerca, nos invitan a
ver, el cómo, el porque “La sociedad reposa sobre un crimen cometido en común”
Crimen educativo. Desde siempre nos han enseñado la norma del continúo
crecimiento en una carrera del nunca te detengas, siempre adelante, nunca
descansar porque quien se sienta a descansar, a reflexionar acerca de si mismo,
alguien irá más adelante.
Reflexión. Estudio. Revisión de ese libro con cinco autores. Historial biográfico
de quienes han estado presentes, pero, también, quienes llegan, se proponen, y
desaparecen. La historia.
Malditos fue el título de esa antología. Con 122 páginas. Ya decía, con
personajes repletos de conflictos. De miradas. Con un sentir en el presentimiento.
Algo raro para otros tiempos; lo más común para este XXI.
Perdido en el limbo de las ediciones a pesar de su tiraje de mil ejemplares.
Desconocido probablemente incluso para los mismos autores. Diciembre del 2000,
la fecha de nacimiento.
Con una portada oscura, una calle con un mínimo de farolas, la sombra de
árboles frondosos, líneas lumínicas en el piso las cuales se abren en abanico. Y la
palabra Malditos en la parte superior. La lectura de las obras en la plasticidad de la
imagen.
Empezamos con los autores, quienes, en la posibilidad de alcance, o de los
teóricos, los investigadores, hacen por negar con el silencio la existencia de este
libro. No sólo a los hijos se niega.
De Teresa Riggen, en los catálogos, se dice de ella como poeta nacida en la
Ciudad de México el año de 1942. Premio Nacional de Poesía Vallarta 1985. En la
antología Poesía Viva de Jalisco, 2004, Dante Medina hace mención del guion
cinematográfico Amy’s box, dirigido por Patricia Riggen, basado en uno de los
actos de su obra de teatro Tela de Araña. Esta obra forma parte de la antología
Malditos.
Teófilo Guerrero publica Artaud, el Sagrado Deber del Sacrilegio, proyecto
realizado a partir de la emisión 1999/ 2000, del FECA. Jesús Cruz Flores publica
aquí Manolo Gallosa.
El Otro, el emigrante, el perseguido, el golpeado, el sobreviviente de una
sociedad, retomo a Freud, reposa sobre un crimen cometido en común. El Otro, la
obra de Hugo Salcedo.
“Me llamo Mifai. Así simplemente con mi nombre y sin apellidos.” Inicia el
personaje, porque, apenas se entera de ser sobreviviente de un asesinato en
masa, ahí, donde “los puentes que cruzaban los ríos han sido volados”
El Otro, la obra, fue estrenada en el foro Undata de Madrid, España, el tres de
octubre de 1999, dirigida por el autor. El Otro, el personaje sin apellidos, porque el
nombre es lo de menos. Los apellidos individualizan, generan presencia, esencia.
“Al cuadro de Goya le falta el olor a pólvora quemada” Goya, el autor de los
desastres de la guerra, el autor que supo criticar la monarquía absolutista, el
grande de los caprichos.
Malditos, el libro, no existe, aunque fue impreso con mil ejemplares, presentado
en varios espacios de aquellos inicios del Siglo XXI, a pesar de que las oficinas de
Plaza Editores estuvieran en Chapultepec Sur 130 -C.
El tiempo. Lo mediático. Los grupos de poder. Causas y efectos no resueltos. En
los libros, para iniciar, también existe El Otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: