Saltar al contenido

FALLECE EL COMPOSITOR JALISCIENSE RUBÉN FUENTES

PRODUCTOR MUSICAL DEL ENCUENTRO INTERNACIONAL DEL MARIACHI Y LA CHARRERÍA REALIZADO ANUALMENTE EN GUADALAJARA

Guadalupe Sandoval

Guadalajara, Jalisco. – Este sábado 5 de febrero se dio a conocer que Rubén Fuentes, uno de los compositores mexicanos más importantes, falleció a la edad de 95 años, dejando un gran legado musical.

El compositor nació en Ciudad Guzmán, Jalisco, en 1926, y es una de las figuras importantes dentro de la música mexicana. 

El Gobierno de Jalisco lamentó el fallecimiento del músico, compositor y dueño del famoso Mariachi Vargas de Tecalitlán, ocurrido en Ciudad de México. 
“Hoy es un día triste para México: murió Rubén Fuentes, un ícono que por décadas estuvo al frente del Mariachi Vargas de Tecalitlán.

Un jalisciense que no solo se llevó un Grammy, sino que compartió la esencia, música y orgullo de Jalisco y nuestro país en todo el mundo”, escribió en un mensaje en Twitter el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, quien ofreció condolencias a sus familiares y amigos. 

Ruben Fuentes Ogasson, fue un violinista clásico y compositor mexicano, reconocido por sus aportaciones a los géneros del bolero y el ranchero. A los 18 años ya tocaba el piano con Silvestre Vargas y, en 1944, se integró al Mariachi Vargas de Tecalitlán, en la Ciudad de México; primero como ejecutante y luego al frente de la producción artística y dirección general, hasta ahora.

Fue el productor de cabecera de Pedro Infante, a quien le produjo más de 40 canciones, así como de Marco Antonio Muñiz y Miguel Aceves Mejía.

Casi todos los artistas de relevancia dieron voz a sus canciones: Flor Silvestre, Jorge Negrete, Lola Beltrán, Rocío Durcal, entre otros.

Además de su aportación como autor, de sus cargos en el Mariachi Vargas de Tecalitlán y de su trabajo como musicalizador de los temas de José Alfredo Jiménez en las décadas de los cincuenta y sesenta, fue creador del mariachi sinfónico e hizo valiosas contribuciones al bolero ranchero y moruno, a la canción romántica y al huapango.

Fue el productor musical del Encuentro Internacional del Mariachi y la Charrería realizado anualmente en Guadalajara.

Entre sus distinciones están el haber sido declarado como Mejor Compositor del Año en 1954, 1958, 1959 y 1971; discos de platino por sus producciones Lucero de México y Cariño de mis cariños; dos Latin Grammy por su canción “Ni princesa ni esclava” interpretada por Vikki Carr y por su trabajo como productor en Canciones de mi padre de Linda Rondstadt; Premio Jalisco en el área de música por el gobierno del estado; el nombramiento del cual se siente orgulloso y satisfecho de Hijo Preclaro y Predilecto (1967) por el Ayuntamiento de Ciudad Guzmán; el reconocimiento Trayectoria (2008) por sus 50 años como compositor y la presea Gran Maestro (2016), galardón que enaltece el trabajo creativo de aquellos autores y compositores vivos que, con su talento e inspiración, han puesto en alto el nombre de México, siendo su obra un referente a nivel internacional, ambos otorgados por la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), entre muchas otras condecoraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: