Saltar al contenido

Amar con acciones la navidad.

Patricia Alvarado Defensora de Derechos Humanos

PUNTUAL JALISCO

* Patricia Alvarado

“La navidad esta construida sobre una paradoja hermosa e intencional; que el nacimiento del que no tuvo casa para nacer sea celebrado en todas las casas”.

K. Chesterton

Guadalajara, Jalisco. Se acerca navidad a pasos agigantados, multitud de personas se aglomeran en los centros comerciales, las posadas, fiestas de multicolores por dondequiera se vislumbran, celebrando, cantando, bailando por la navidad.

     -Cabe hacer la pregunta- ¿Cuál es el verdadero sentido de la navidad? cuando de hecho es un acontecimiento y relato de pobreza y soledad.

   En la actualidad y como un símil del nacimiento de Emmanuel el hijo de Dios, miles de mexicanos no tendrán para una “cena navideña”, no tendrán un techo para guarecerse del frio, no tendrán ni siquiera una cobija con que taparse o cobijarse, es una realidad real la exclusión de muchas personas mexicanas en estas fiestas decembrinas.

     Se habla, se canta que los valores humanos universales salen a flote en estos días como la solidaridad, fraternidad, compasión, amor, paz lo cual sería fabuloso si fuera todos los días del año, la declaración de valores es nula cuando no se sostienen con acciones, cuando se simulan y se vuelven sintéticos.

     Fomentar una cultura en valores sería extraordinario para el mejoramiento de todas las personas, dejar la apatía e indiferencia hacia las personas para mejorar la calidad de vida, es ingenuo pensar que con declarar valores en esta época de “paz y amor” se pueden resolver problemas sociales de fondo como la desigualdad, justicia, pobreza, violencia.

     Cada diciembre se reitera y se afirma que la familia es el núcleo, base e institución esencial de la sociedad, sin embargo, la crisis en valores es una de las fuentes de la violencia social.

     Animémonos a cambiar el paradigma de la desintegración social y resignifiquemos la Navidad que es hermandad entre todas las personas sin distingo de clase ni condición.

     Amar con hechos, creando vínculos de humanidad, compasión y dignidad.

     Y parafraseando al Lama Thubten Yeshe “cuando nos veamos en nochebuena con motivo del nacimiento de Jesús, hagámoslo en paz, con buenas vibraciones, y mente positiva…entonces la Navidad, que tan a menudo genera una mente agitada, se volverá hermosa”.

     “Que la navidad invada nuestros corazones, que nuestra sonrisa sea el mejor regalo y la felicidad nuestro mejor deseo”.

     Pax

* Es defensora de Derechos Humanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: