Saltar al contenido

¿Dónde está la CNDH?

Victor Vish Fernandez columnista
Compartir en:

CAFÉ SIN AZÚCAR

Víctor Vish Fernández

La inseguridad que se vive en todo el país es alarmante, pero quién vive en terror constante por este tema, son las mujeres. Ante la crisis económica y social, se grita más fuerte un gol que un feminicidio; el promedio es de 10 mujeres asesinadas por día, en los primeros seis meses de este año 2021 se registraron mil 899 asesinatos, 508 fueron víctimas de feminicidio. Siendo Morelos, Sonora, Quintana Roo, Colima, Jalisco, Sinaloa, San Luis Potosí y Chiapas en donde se registraron 57.4 por ciento de las investigaciones por este delito.

En días pasados el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), fue cuestionado en su visita en Guerrero por la violación, y la venta de niños y niñas en ciertas identidades del estado, a lo que respondió “así se usa”, “son usos y costumbres”, “que no se mete en esos temas”, así como tampoco se mete en el tema de Enrique Peña Nieto, la falta de medicamentos, o en el incremento de 7.1 por ciento de los feminicidios.

El “humanista” López Obrador, cada día muestra ser un mitómano disfrazado de oveja, y con el poder que le otorga ser presidente de un país lo ha llevado a adquirir un profundo trastorno psiquiátrico; el síndrome de hubris, la enfermedad del poder, donde ya no escucha, ha perdido la percepción de la realidad, su realidad son sus caprichos, y la única verdad en la que cree, es la que él genera en sus utopías.

El México de AMLO, donde en el primer semestre de 2021, se registraron 362 agresiones contra la prensa, lo que genera un promedio de uno cada 12 horas. Esto se da a conocer en el informe del primer semestre de 2021 de la organización Artículo 19 sobre la libertad de expresión en el país. Con esto suman 23 periodistas los que han sido asesinados durante el mandato del presidente de la transformación, AMLO, el que siempre da una nota sobre sus declaraciones, que si los videojuegos, que si la UNAM, los neoliberales, los aspiracionistas, que más que atacar se ha dedicado a crear sus propios enemigos, se ha convertido en un excelente creador de cortinas de humo, pero lejos de ser el presidente que de resultados y brinde seguridad a los ciudadanos.

Café exprés. Ante todos éstos números y porcentajes, la pregunta es obligatoria ¿Y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH)? ¿Dónde está Rosario Piedra Ibarra? La ombudsperson, quedó muy lejos de ser la defensora del pueblo, se quedó solo como el tapete de AMLO, una mujer de gran trayectoria, activista que hoy le da la espalda al pueblo, y parece ser que su trabajo es no ver y escuchar los reclamos de los mexicanos, solo tiene oído a las peticiones de quién la puso ahí. No olvidemos que hasta Amnistía internacional calificó de “grave” que la presidente de la CNDH sea cercana a AMLO, y es del conocimiento de todos que Ibarra de Piedra más que ser del partido en el poder, su ideología es obradorista.

Refil. Para AMLO los que van a estudiar al extranjero, son personas que van a aprender a robar y dañar al país; tomando en cuenta en las palabras del presidente, ¿usted votaría en 2024 por Claudia Sheinbaum que estudió un doctorado en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley de California, Estados Unidos?

Ese nacionalismo absurdo que no nos lleva a nada, nos hace sentirnos orgullosos de nuestra raíces en la teoría, pero en la vida diaria son minimizados por la sociedad los indígenas, no se respeta el trabajo de sus artesanías diciendo “¿cuánto es lo menos?”. Cómo diría Octavio Paz: “La mexicanidad es una manera de no ser nosotros mismos, una reiterada manera de ser y vivir otra cosa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *