Saltar al contenido

Sueños y Otros Casos

Compartir en:

¿Y quién es Usted?
Por: José Ruíz Mercado
Apenas es enero cuando el año ya cuestiona. La maestra de muchos falleció
este lunes 16 de enero de 2023. La teórica, la leyenda del teatro mexicano se nos
fue este mes.
Luisa Josefina Hernández, quien fue discípula de Rodolfo Usigli, partícipe de la
generación de los grandes de México, de ese grupo pujante del teatro, el cual vio
crecer la urbe, se fue.
Fue la gran teórica de los géneros teatrales. Sus estudios llegaron, desde las
aulas de la UNAM hasta las principales universidades del mundo estudioso del
teatro.
Se habla de ser autora de más de sesenta obras. Participa en las revistas del
mundo universitario con sus textos teóricos, sus primicias de obras significativas
para los procesos de aprendizaje de los alumnos de actuación.
La Calle de la Gran Ocasión es parte de estos ejemplos. Diálogos situacionales
en donde el trabajo actoral tiene que responder a circunstancias situacionales en
un breve tiempo.
Ahí debe de entrar la pericia, a resolver la relación al interior de cada instante
para ofrecer toda una vida en segundos al espectador. Luisa Josefina construyó
esos juguetes escénicos, los cuales funcionaron para descubrir la habilidad en la
construcción del personaje. Lo mismo funcionó para descubrir la posibilidad
actoral del aspirante, que para ofrecer al público la propuesta en una función
abierta.
Su gran conocimiento de los géneros la llevó a revisar la mitología griega, a
retomar esas historias para ofrecer todo un discurso ético de lo humano en el Siglo
XX. Un ejemplo es Hécuba, la cual llevó en la ciudad de Guadalajara,
magistralmente a escena Daniel Constantini.
Para la primera generación de becarios Salvador Novo, fue pieza fundamental
en la construcción de personajes. Esa generación que actualmente continúa
vigente en la escena nacional.
Ahí están Miguel Ángel Tenorio, Ricardo Pérez Quitt herederos de toda una
tradición, una obra, una forma de hacer el trabajo escénico con disciplina, manejo
de lenguaje, destreza en la construcción. Toda una paleta de emociones.
¿Hasta dónde las Instantáneas de la Ciudad de Miguel Ángel Tenorio siguen la
ruta de esa Calle de la Gran Ocasión? Tan sólo para iniciar polémica.
Se cuenta que Rodolfo Usigli le heredó sus clases en la UNAM. La alumna más
dedicada de esa pléyade de autores de esos tiempos. Emilio Carballido se refería
a ella como la alumna dedicada, inteligente. Una excelente condiscípula.
Luisa Josefina Hernández fue, como maestra, exigente, férrea. Pero, como los
grandes maestros, cuando el alumno empieza a crecer, le tendía la mano, no para
protegerlo, sino para que emprendiera el vuelo.
Luisa Josefina Hernández, la ciudadana del teatro, el lunes 16 de enero de 2023
emprendió el vuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *