Saltar al contenido

Hora de atacar

Roque Albin Huerta
Compartir en:

José Roque Albín Huerta*

Generalidades

Roque Albin Huerta

Hora de atacar

El estado de ánimo es considerado como una actitud emocional que no es transitoria, que puede ser de dos aspectos, positivo o negativo es una forma de permanecer, de estar, cuya duración es prolongada y que abarca el resto del mundo psíquico y que puede verse desde dos puntos, agradable o desagradable pero no es bueno o malo, los cambios bruscos en el estado de ánimo pueden ser agotadores.

Desde luego que existen varios factores que influyen en el estado de ánimo de las personas que normalmente son externos y que nos desequilibran emocionalmente y que es uno de los limitantes que tenemos para ser felices.

Un aliado importantísimo para determinar nuestro estado de ánimo es el estrés, la depresión, sobre todo en estos días con los asuntos relacionados con la economía, las malas noticias, la falta de dinero, las deudas, aunado a esto, la falta de trabajo, nuestras relaciones personales y familiares, que todos estos elementos, en conjunto, dan como resultado una sensación de incertidumbre, más todos aquellos factores que nos afectan sin darnos cuenta.

Está documentado que es nuestra mente y pensamientos los que pueden cambiar nuestro estado de ánimo, la depresión y el estrés que de la mano con la actitud positiva ayudan a erradicar o, por lo menos, a disminuir estas dos limitantes a tener un mejor nivel de vida y felicidad.

Disfrutar el trabajo es apreciar tu empleo y los beneficios que llevan consigo, como la superación personal, la seguridad social, económica, estabilidad emocional ya que contar con un empleo actualmente es un reto, siendo positivo, se tiene la mente abierta para fijarse nuevas metas, aceptar desafíos, te conviertes en persona valiosa para tus amigos y familia. Serás ejemplo a seguir de muchos.

Entonces, tenemos que guiar a nuestra mente en cosas positivas, recordando siempre las cosas buenas, ya que, de lo contrario, nuestro estado de ánimo, el estrés y la depresión serán factores, nos llevarán a caer en un circulo vicioso que contribuye al aumento de las ideas contrapuestas o incompatibles.

Tenemos que hacer una pausa en nuestra vida para reflexionar y actuar en el sentido de cómo podemos cambiar por nuestro bien y nuestro entorno que de esta forma estaremos mejorando nuestra calidad de vida, nuestra salud mental, espiritual, tendremos una mejor conectividad con las personas de tal manera que tenemos las herramientas necesarias para combatir estos males que nos aquejan, realizando prácticas y actividades que sean divertidas o más aún, espontáneas, adquiriendo una buena alimentación, en fin, vivir el aquí y el ahora con nuestra familia.

Ahora, si lo que buscas es sentirte más en paz y tranquilo, te invito a que intentes ver de qué manera estas creencias a las que nos hemos aferrado toda nuestra vida, pueden en realidad ser falsas… y ver cuál es la verdadera relación entre el dinero y tu bienestar y felicidad… Aquí comparto contigo algunas “pruebas” de cómo estas creencias puedan ser falsas:

Las personas que buscan empleo en el actual contexto de crisis en el que estamos insertos, suelen ser pesimistas, consideran que no hay buenas oportunidades para ellos y que las empresas no están dispuestas a pagar por su talento. Pero es un error.

Siempre, incluso en momentos de crisis, las empresas buscan reclutar a grandes talentos y muchas no escatiman pagar lo que sea necesario para tenerlos en sus filas de productividad hay oportunidades para todos, para encontrarlas hay que abandonar el pánico y la negatividad, utilizando el tiempo y energía para crear un valor agregado a las acciones, encontrando la forma de satisfacer las necesidades de tu empleador o cliente según sea el caso.

Pensar en grande identifica a las personas, hay que convertirse en un líder ya sea desarrollando y ejecutando un proyecto o trabajar como voluntario en alguna iniciativa demostrando en qué se es bueno.

Por último, debemos atacar de ya, estos elementos que no nos dejan avanzar y desarrollar el potencial que tenemos y con ello lograremos una paz mental para nuestro bien y el de nuestra familia.

es rector general del Centro Universitario Uteg*

[email protected]

Tal vez te puede interesar Tunden en redes sociales a futbolistas por hacer público su apoyo al secretario de Gobernación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *