Saltar al contenido

El veneno de la cultura

gloria patricia aceves

Gloria Patricia Aceves Ramos

Espacio ecléctico

gloria patricia aceves

El veneno de la cultura

Desde el  2021 se dio la  noticia, la UNESCO  había  declarado  a  Guadalajara como Capital Mundial  del Libro, motivo  de un  gran  orgullo  a  todos los niveles, muchos  tapatíos  y  me  incluyo  esperamos  con  expectación,  alegría,  y  curiosidad el inicio  del 2022, para  disfrutar  ¿y  por qué no? incluirnos  en  los eventos para  tan importante título hacia  Guadalajara.

Dio inicio  formalmente en  mayo con la  Feria  Municipal  del Libro,  la  serie  actividades  contempladas  para  tal  fin, por  suerte, una   servidora  logró,  con tiempo,  dar   con la guarida  de   quienes  conformaron el programa y  de alguna manera  logré  estar  presente,  no  sólo  como público,  sino  en la propuesta  editorial  y   presentaciones  de libros -lo  cual  agradezco  enormemente- el programa para el  resto  del  año,  se   siguió, la  Feria  del libro  en  Zapopan, la  Feria  del libro  Usado  en  Guadalajara,  ferias  y   ferias, mismos libreros, mismos  exponentes, mismas   presentaciones de libros,  era  como  el punto  de  encuentro entre el mismo  grupito  de escritores una vez y  otra, el posar  para la  foto en la lona con el logo  del  evento para luego  subirla al  Facebook  y  a  todas las plataformas  posibles. 

El  paseo Alcalde  se  vio  adornado  con  frases  de poetas mujeres, en lugares  que  aunque  son visibles, se  pierden  en la panorámica, y  si  bien es  cierto  que el  teatro se   vio  contemplado,  se puso en  escena la obra  de un  gran  dramaturgo, pero no  se contemplaron otras propuestas de todos los  grupos  teatrales  de  Guadalajara  que  también  son  de   calidad.

Se invitó  a  escritores  de otros países para   presentarse   en  este marco ¿pero  y  qué  hay  de los  locales  que no  son  del  grupo  de los “elegidos”?  se  pintaron  bardas  con fragmentos poéticos  de poetas  tapatíos,  pero  solo  abarcaron a los del  gremio de los “semidioses” hay muchos más poetas que escriben  de  una manera increíble.

Tal parece   que  quienes organizan  este  evento “desde arriba” adolecen  de  información  de quienes estamos en  este medio, pese  a que se cuenta   con un padrón  de   artistas locales, por lo  que  delegan  el  trabajo  a un  grupo  de personitas  que  acaparan  los  espacios para  ellos  y  sus amigos. 

Perdón  si me   equivoco  pero  hasta  donde  una   servidora  se   haya  dado cuenta, no  se   hicieron  convocatorias para escritores   y poetas en  general,  puesto  que este evento  es  de   todos,  basta  con  que  contribuimos  con impuestos, pero más  allá  de ese   detalle,  creo  que los  “organizadores”  se   verían  rebasados,  quedándose   sin  espacio para sus amigos,  y   quizás para ellos mismos,  dando lugar a artistas que vienen a proponer, a  descobijar,  a  desmitificar que en Guadalajara  siempre son los mismos, las  mismas  propuestas, los mismos giros literarios, la misma hoguera de las vanidades. 

No  es  secreto  para nadie que  se   tiene  secuestrada la cultura, en  Guadalajara, el presupuesto  repartido en pocas becas que caen en las manos de los mismos, las ferias de libros que son los mismos  los que  distribuyen los  espacios, los  cobran,  y programan a  sus compas  para el  escenario  de las  letras.

No  es  un  secreto que una  pequeña  mafia se apodera del  destino cultural  de nosotros, los  tapatíos y  nos cierran las oportunidades para proponer algo.  Sabemos  que las programaciones  se   hacen  a  puerta   cerrada,  que  si  tenemos suerte,  podemos proponer  algo, puesto  que conocemos al amigo  del  amigo, sin  ser así,  nadie te llamaría para proponerte una  presentación,  espacio,  conferencia,  taller,  etc,

No  quiero pensar   que  Guadalajara  sea  Capital Mundial  del Libro,  vino  a  traerle problemas  al  gobierno,  y   que  asigno  a   una instancia  para  que hiciera los eventos, pero  tampoco  se   involucró  en qué  se  programa,  quienes lo programan, y a  quienes  programan,  creando  entonces  una   suerte  de  idea de  que Guadalajara  es el mismo  grupito  de escritores, mismos  autores,  editoriales,  espacios,  y   que no hay   un  criterio  que unifique y   de lugar  a  nuevas voces,  talentos, letras,  que sí las   hay,  y no  sólo  dentro  de la literatura,  Guadalajara  es un  semillero  de   artistas  y   propuestas frescas. 

Dejemos  ya  de   validar  que la cultura la  hagan  unos  cuantos  y   que  dejen  de   cerrar  las  puertas a valores locales, den oportunidades  y no  se vuelvan  elitistas puesto  que la  “Cultura  es para todos” tanto participando como conociendo.

Te  agradezco  que me  leas,  tu opinión  me  es importante Los desposorios místicos de Santa Margarita, de Parmigianin obra de mayor relieve de Málaga

[email protected]

Tal vez te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: