Saltar al contenido

La panza, he ahí el dilema

Victor Vish Fernandez columnista
Compartir en:

CAFÉ SIN AZÚCAR

Víctor Vish Fernández

Victor Vish Fernandez columnista

La panza, he ahí el dilema

Se a dicho mucho sobre la visita del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a territorio norteamericano, desde nulo conocimiento del idioma inglés, la desastrosa imagen para un mandatario, y el trato que recibió, le dieron la bienvenida por la puerta de servicio.

Un recibimiento que provocó López Obrador con sus actitudes y discursos. Recordemos que no felicitó a Biden por haber ganado la presidencia, fue hasta 6 semanas después que lo hizo de forma displicente. Y hay que sumar que rechazó la invitación a la Cumbre de las Américas, aunado que defendió a los dictadores y asesinos de la democracia de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Y lo más reciente, desde el morning show pide que se desmantele la estatua de la Libertad. Los periodistas domesticados aseguran que fue un logro para el presidente mexicano; la verdad que fue ninguneado, y logro tanto que en la primera mañanera que hizo desde Palacio Nacional, dedico más de 30 minutos a hablar de porque cruzó los pies, por qué no se desabrochó el saco, y con esa sagacidad justificó que no quería enseñar la panza.

Ojalá que esos 30 minutos dedicados a la panza del presidente, se dedicará a la violencia que cada mes supera al anterior en números por asesinatos. Con 2 mil 289 asesinatos, junio se ubicó como el segundo mes más violento del año, un promedio de 76.3 muertes.

Café exprés.

¿Abrir el caso de Colosio? ¿En serio? Lo único que va pasar con eso, es lo mismo que sucedió en el juicio a ex presidentes, absolutamente nada. Solo buscan puntear en las encuestas para el 2024, mientras que la oposición sigue dormida en sus laureles.

Con la captura de Rafael Caro Quintero, se abrió el expediente de la muerte de Enrique «Kiki» S. Camarena Salazar y la DEA pone en la mira a Manuel Bartlett, por qué no aprovechamos y que se investigue también la muerte del periodista Manuel Buendía, o el fraude de las elecciones de 1988, total es el mismo personaje aparece en las investigaciones.

Pero si el presidente cree que son casos viejos, que se investigue entonces a fondo los culpables de la tragedia de la línea 12 del metro, están activos, están a la mano, solo tiene que estirar la mano y aprenderlos, ¿O no dirá ni Pío señor López Obrador?

Refil.

Una vez dijo Emiliano Zapata: El que quiera ser águila que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre pero que no grite cuando lo pisen».

Tal vez te puede interesar Se vive parecido al Síndrome de Estocolmo en la CEDHJ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *