Saltar al contenido

Mujeres Emprendedoras de la Cultura

Rosario Orozco
Compartir en:

¿Y quién es Usted?
José Ruíz Mercado
Nos conocimos en el año dos mil. En Guadalajara se ha sostenido la creencia de
que los personajes del teatro sólo se refieren a la actuación; por los mismo, por
muchos años se sostuvo el día del actor, como el día mundial del teatro. El dos mil
se hizo por primera vez la diferencia.
Una Fiesta de todo el día. Se inauguró una exposición de los ejemplares de la
Revista Escena por la mañana. La clausura fue por la noche con El Diario de un
Loco, de NIKOLAI Vasílievich Gogol, de origen ucraniano, escrita por los años de
1835, dirigida por Humberto Monteón y Actuada por Héctor Monteón. Así se daba
pauta a la visión del IIT. El reconocimiento al personaje destacado de la
comunidad teatral.
Ese año fue para Héctor en reconocimiento a su labor, ya por esos años, de
promotor, actor, director, investigador, docente, editor, en una palabra, personaje
del teatro. A la usanza usigliana: Ciudadano Teatral.
Comento todo esto, porque, los acontecimientos no se dan gratuitos, ni la
retoma de estos son parte de lo rosa individual. Todo esto aconteció en el
CEDART José Clemente Orozco, y el cartel promocional es el Palacio de Bellas
Artes dentro de una botella. El autor en ese tiempo era estudiante de bachillerato:
Julián Name.
Desde la inauguración hasta su cierre hubo eventos todo el día. Uno de ellos fue
la presentación del diccionario de Dramaturgos Jaliscienses a cargo de Alfredo
Cerda; Rosario Orozco estaba como parte del equipo académico.
La presentación se hizo. El trabajo académico, la continuación de los últimos
detalles del libro hicieron frecuentes entrevistas. El trabajo de edición es complejo,
nada simple.
Posterior a ese trabajo dejé de verla. Luego supe que se había ido a radicar a
Nogales, Sonora, que tenía un taller literario cuya consigna se centraba en un
verso de Gabriel Celaya: La poesía es un arma cargada de futuro. Además,
estaba publicando una revista: Va de Nuez.
Rosario Orozco entraba así a la República de las grandes mujeres en las letras.
Para el 2005 un programa de ediciones de diversas espacios del país, se presenta
en El Museo de Las Artes Populares de Jalisco, dirigido por Aracely Pérez.
Ahí se presentó Va de Nuez, un libro de personalidades de Nayarit a cargo de
Pere Greenham y otras ediciones. Todo un éxito, incluyendo otro evento con
personajes de la lucha libre, con una exposición pictórica en el Ex Convento del
Carmen.
A los meses Rosario estaba de regreso en Guadalajara. Y Va de Nuez creció, se
conoció en el país como una revista de los inicios del Siglo XXI. Otra visión de las
publicaciones.
En el número doce, ya del dos mil siete, viene una nota acerca de la vida de la
ciber espacialidad; ahí leemos: “Nos interesa resaltar tres cuestiones: La
importancia de indagar sobre los modos como conocemos, lo cual supone su
actuación histórica, reconocer el conocimiento como producto de la relación
sujeto-objeto y la naturaleza de este como construcción social” Investigación de
María Elena Chan.
Lo interesante de todo esto, es el acercamiento al hecho histórico en su lectura
social. En la presentación nos ofrece una frase contundente: “Ser escritor es una
posición intelectual”
Va de Nuez se ha consolidado como una revista con la participación de pintores,
escritores. Con un camino recorrido a lo largo de más de una década. Con la visón
de una mujer que nada a contracorriente.

buzon

Hola, 👋
Suscríbete a nuestro boletín de noticias.

Recibirás las noticias más actualizadas en tu correo electrónico.

¡gracias por leernos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *