Saltar al contenido

Salud Mental

Compartir en:

Boris González Ceja

Somos Nuestra Memoria

Salud Mental

El día de hoy es muy especial, porque comienza la columna “Somos Nuestra Memoria”, donde hablaremos del derecho humano a la salud mental y de diversos temas de psicología que hacen ese campo de la salud, esperando dar respuestas desde la psicología a los complejos problemas humanos y sociales que tenemos como habitantes del lenguaje.

La psicología cada día adquiere más importancia en la vida de las personas, en las comunidades y en las instituciones. Como parte de las actividades cotidianas de los psicólogos, son una constante su compromiso en la organización entre pares, el estudio científico de los problemas anímicos y el análisis de los casos que atienden.

Como parte de las actividades de organización de los psicólogos, nació la Asociación Mexicana de Psicología y Desarrollo Comunitario en mayo de 2013, que desgraciadamente tuvo su origen a partir de una tragedia: la desaparición forzada del familiar de un psicólogo.

El impacto de la desaparición forzada en las familias es brutal, con secuelas psicológicas de las que las personas no pueden reponerse del todo, mientras las autoridades mexicanas, como en otros temas, no han hecho casi nada, lo que genera que los fenómenos de la desaparición, la tortura o las ejecuciones extrajudiciales sean el pan de cada día en el país de la impunidad.

Desde el año 2013 nuestro compromiso como organización de psicólogos se ha volcado en trabajar con las personas en temas de salud mental de manera política, histórica y con reconocimiento de la singularidad de cada caso. Entendemos que sin la salud mental no puede haber salud social, y sin psicología las personas se vuelven primitivas, sin compasión y sin entendimiento empático de sus circunstancias. 

Nuestra Asociación se conforma de 2,500 psicólogos en México y en Estados Unidos, que trabajan las 24 horas todos los días para ayudar a la población, por ejemplo, durante la pandemia de la Covid-19 otorgamos citas cada 5 minutos de manera virtual; brindamos atención psicológica desde la página www.psicologiaydesarrollocomunitario.com de manera constante, aunque también ofrecemos atención presencial.

Actualmente trabajamos con voluntarios de la ONU, que son expertos en diversas áreas profesionales y nos permiten realizar acciones de salud mental; también hemos trabajado con la embajada de Alemania, organizaciones internacionales y gobiernos para generar actividades dentro del ámbito de la psicología, que han impactado positivamente en muchas comunidades marginadas de nuestro país. Además, compañías de renombre internacional como Google y Microsoft, nos otorgan diversas donaciones, ya que confían en nosotros y en el poder de la psicología para generar un cambio social, que favorezca el desarrollo de la población vulnerable, como las mujeres, los niños, personas migrantes o con discapacidad.

En este año 2022 atendimos a más de 10 mil personas, considerando que la nueva realidad pospandemia ha generado una nueva ola de depresión y ansiedad que se expresa en las diversas violencias que padece la población, con niveles históricos de suicidios, donde México sobresale a nivel internacional con cerca de 10 mil personas que se suicidan cada año, superando a países como España donde se suicidan 4 mil personas: es necesario entender que el suicidio es producto de un sufrimiento insoportable y también, que el suicidio es 100 % prevenible.

Mi trabajo como psicólogo es coordinar la operación de la Asociación Mexicana de Psicología y Desarrollo Comunitario, con comunicación directa con psicólogos en todo el país que atienden todos los problemas de salud mental, desde todas las áreas de la psicología con peritajes, proyectos especiales, atención clínica y capacitación profesional. Tenemos el pulso de la salud mental de todas las comunidades mexicanas, ya que nuestros profesionales de la salud mental brindan atención en idiomas indígenas como maya, purépecha o náhuatl, o en inglés, francés o alemán, y atendemos también casos complicados de psicología con niños, adolescentes, adultos y personas de la tercera edad.

SOMOS NUESTRA MEMORIA es una forma de honrar al escritor argentino Jorge Luis Borges, quien en su poema Cambridge (1969) ha delimitado el entendimiento del tiempo y el espacio humano cuando dice “no es lunes, el día que nos depara la ilusión de empezar”, para entender cómo es que, a partir de historias, de circunstancias y de actos psicológicos, vamos haciendo una cultura y fundando sociedades: “Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos”.

Desde SOMOS NUESTRA MEMORIA tocaremos los temas de trastornos de alimentación, psicopatología, diferencia entre psicología y psiquiatría, conflictos intergeneracionales, depresión, obsesión, los primeros vínculos de los humanos, crianza positiva y su importancia afectiva, intervención de la psicología en el ámbito legal, normalización de la ansiedad, la adolescencia como un “despertar de primavera”, cómo detectar una enfermedad mental para identificar y no “auto recetar” en problemas de salud mental, sexualidad, deseo, entre otros.

Se trata de un espacio abierto al público, a quienes agradecemos que manden sus preguntas y comentarios de salud mental al correo [email protected] o por Twitter @borisgece; agradezco el apoyo y colaboración de las colegas psicólogos que nos comparten información y datos para esta columna de psicología.

Hasta la próxima, que un instante es más diverso que el mar.

Tal vez te puede interesar Políticos embozados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *