Saltar al contenido

CACHÓ LA BOLA

Blanca Nieves Palacios Barreda

SOLO PARA QUE TE ENTERES

Blanca Nieves Palacios Barreda

Tras darse a conocer una investigación sobre el modus vivendi del hijo mayor de, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), presidente de México, por parte de quienes forman el grupo: México Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI,) creada por el presidente de la multimillonaria empresa, Kimberly-Clark de México, S.A.B de C.V. el ingeniero químico, Claudio X González Guajardo y, quien designó como presidenta de ese grupo a  la doctora Amparo Casar, cuya parcialidad en sus “investigaciones” como académica, dejan mucho que desear por su clara inclinación contra un presidente legítimamente electo.

El trabajo de investigación se lo dieron a, José Raúl Olmo Castillo, jefe de unidad de periodismo de MCCI, quien se ha dedicado a investigar hechos de corrupción y con varios premios en su haber por su labor periodística; Carmen Aristegui, en su calidad de periodista, dio cobertura a esa investigación, en su programa noticioso de todos los días, como a tantas otras que, sin duda son del interés de todos los mexicanos.

Al enterarse AMLO de la mencionada investigación, en la que se “sugería”, había algún conflicto de interés, a pesar de haber declarado en múltiples ocasiones que,  él sólo respondería por su hijo menor, hablando en términos beisboleros, como pitcher, cachó la pelota, no se la dejó  a ningún otro jugador de su equipo, al de jardín central, izquierda o derecha o,  al de primera, segunda o tercera base, para que dieran respuesta a esa “investigación”, cuya procedencia, ya era suficiente motivo para saber qué se trataba de un golpe directo al presidente de la República.

No hay quien dude que, “ni los dedos de una mano son iguales”, lo mismo que, los hijos, desde la adolescencia y más aún en la edad adulta, no están prestos a hacer lo que nuestros padres nos dicen; cuestión de sentido común y de experiencia.

Pero AMLO, al tener información sobre, que fue en el programa Latinus, conducido por un verdadero mercenario del periodismo,  Carlos Loret de Mola y subsidiado por su acérrimo,  ancestral y coterráneo tabasqueño, enemigo político desde sus tiempos del PRI, Jorge Madrazo, ese golpe lo sintió directo al corazón, era su hijo de quien se trataba.

Sin el debido asesoramiento, ni una analítica reflexión, como es de esperarse en un presidente de la República, inició su contraofensiva en su conferencia de prensa mañanera, por casi dos largas semanas, arremetiendo de manera sumamente irrespetuosa contra la periodista, Carmen Aristeguí, en un claro afán por desprestigiar su larga labor periodística.

Para muchos quedó claro, conociendo la personalidad de AMLO que, su soberbia no le permite que una luz brille cerca de él, (un caso claro es del Diputado Gerardo Fernandez Noroña, a todas luces lo ignora) fue más dura contra ella, que contra los que son sus verdaderos enemigos políticos; olvida AMLO, que si su popularidad alcanza porcentajes más que aceptables, los porcentajes de aceptación de Aristegui igualmente son muy elevados y a nivel internacional.

Hubiera bastado que, al enterarse de esa citada “investigación”, dijera, simplemente: “ya lo dije y lo sostengo, yo respondo por mi hijo menor, y si hay algo que investigar sobre mi hijo mayor, Juan Ramón López Beltrán, que se investigue y si hay delito, sea castigado, conforme a nuestras leyes” y, darle vuelta a la hoja pues existen muchos problemas mucho mayores que están afectando a nuestro país, pero le dió una publicidad inusitada a MCCI, a Loret de Mola, a los Madrazos, padre e hijo y, por supuesto, Amparo Casar y a su jefe mayor, Claudio X Gonzalez Guajardo.  

No es AMLO, persona que sepa escuchar, es un ser humano y tiene ese gran error, de ahí que, el número de gentes a los que dió su confianza y llamó a ser parte, no del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), sino beneficiario de MORENA, cuando esa organización, no era, ni es de su exclusiva propiedad; a nadie escuchó y todos esos,  lo han traicionado y dañado a MORENA.

Dice el refrán popular que, “rectificar es de sabios”; está a tiempo AMLO, de dar un importante giro a su desempeño; sus conferencias mañaneras, a fin de dar información a la ciudadanía de, los avances, obstáculos y retroceso en su desempeño como presidente, deben ser solo un día a la semana y el resto de los días dedicarlos a recibir a grupos de ciudadanos, organizados que quieran presentarle de viva voz los problemas que se padecen en sus comunidades, colonia, Estados, Municipios, y ahí con quienes conforman su gabinete, sean remitidos para que se les dé solución.

Recibir cartas en sus giras y pasarlas a los encargados de recogerlas no ha sido opción para solucionar serios problemas; muchos sinaloenses podrán dar fe, pues se le entregó una carta en propia mano,  denunciando las enormes corruptelas y el enriquecimiento ilícito del ex Rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), Héctor Melesio Cuén Ojeda y, hoy en éste nuevo gobierno dirigido por otro ex Rector, Rubén Rocha Moya,  es nada más y nada menos que, Secretario de Salud a nivel Estatal, con actitudes y comportamientos de gobernador. 

Si nuestro país se sostiene en un tan cacareado, sistema democrático, va a siendo hora que usted hoy como presidente, escuche al pueblo, gobierne junto al pueblo, eso usted lo prometió; haga sus giras, si así lo desea, PERO RECIBA AL PUEBLO EN PALACIO NACIONAL, no solo a periodistas ni a empresarios, esos los de la mafia del poder. ¿Se escuchó presidente Andrés Manuel López Obrador?

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: