Saltar al contenido

Lealtad a ciegas

Victor Vish Fernandez columnista

CAFÉ SIN AZÚCAR

Víctor Vish Fernández

Que importa que no tengas los estudios o la trayectoria para ocupar un puesto en el actual gobierno de México. Solo basta que hayas demostrado lealtad a ciegas al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Que Delfina Gómez Álvarez, de la Secretaria De Educación Pública, haya cobrado diezmo a sus trabajadores por casi tres años, no le inmutó en nada al protagonista de las mañaneras, pues lo más seguro es que tal dinero haya terminado en las campañas del partido Morena. 
Que importa que haya videos donde Martínazo y Pio Obrador son exhibidos al recibir sobres con dinero para la campaña electoral de “la esperanza de México”. Cuando hay lealtad a ciegas no hay corrupción, solo son aportes para la cuarta transformación, y los caprichos del populista de palacio nacional. 
Que importa la trayectoria oscura de Manuel Bartlett, o que en el 2019 incumplió la ley al ocultar 23 residencias y 13 empresas. O que la empresa Litoral Laboratorios Industriales, de la prima de López Obrador, Felipa Obrador, obtuvo contratos con Pemex por 365 millones de pesos. Lo que realmente importa es su lealtad a ciegas. 
Aún que nos diga una y otra vez AMLO qué “Ya no hay corrupción aunque les de coraje a los ‘conservas’”. O que “ya no hay corrupción ni impunidad tolerada arriba, es decir, en los niveles más altos del gobierno ya empezó a limpiarse el gobierno de corrupción”.

Que importa su popularidad, los hechos hablan por si solos, no hay “otros datos”, solo la verdad y un pueblo que tarde o temprano se harta de la misma sopa. 
Café exprés. En la última semana la cuarta ola de la Covid sigue en aumento y rompe récord de contagios. El sábado pasado se dio a conocer el registro de nuevo récord de contagios con 47,113 casos en las últimas en 24 horas. La Secretaría de Salud reportó 227 defunciones por coronavirus en las últimas 24 horas, para acumular 301,334 muertes a causa de esta enfermedad desde que inició la pandemia en México. 
Pero no todo es culpa del gobierno, aún que con estos números deberíamos de estar en semáforo naranja, un porcentaje considerable de contagios es por las personas que un se rehusan a utilizar el cubre bocas, a ser vacunados y respetar la sana distancia. 
También es alarmante el porcentaje de personas con dos dosis de vacuna; para el 01 de enero del presente año tan solo el 57 por cierto de la población tenía el esquema completo. ¿Habrá que esperar que haya elecciones para que el gobierno aplique más vacunas? 
Refil. Tenemos que salir a trabajar y conseguir el sustento de la familia, solo no olvide el cubre bocas, utilizar gel antibacterial, y no olvide que siempre la familia nos esperan en casa.
 Una vez dijo Umberto Eco, “Sabiduría no es destruir ídolos, sino no crearlos nunca”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: