Más que rosa

OBSERVANDO

Patricia Alvarado*

En el marco del Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama hay que visibilizar que miles de mujeres en el mundo mueren por esta terrible enfermedad, octubre es un mes de sensibilización sobre dicho cáncer y a través de distintas campañas oficiales y civiles se hace un llamamiento a la población en general para que participen en la prevención y detección temprana del cáncer de seno. Es un día para hacer énfasis de que el cáncer de mama puede ser curable si se detecta a tiempo.

México en 2020, tuvo 29 mil 929 casos nuevos y siete mil 931 fallecimientos, y desde 2006 el cáncer de mama es la primera causa de muerte en las mujeres, “la detección temprana, el diagnóstico oportuno y el tratamiento adecuado pueden cambiar la historia y lograr que el cáncer de mama pase de ser una enfermedad mortal a una curable” según la Secretaría de Salud.

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos dice que a nivel global en 2020 hubo 2.26 millones de casos de cáncer de mama y 685 mil defunciones.

Por otra parte, la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) reporta en 2020 -597 muertes por cáncer de mama-, ocupando el lugar 12 respecto a la mortalidad.

Actualmente se estima que fallecen entre 22 a 30 mujeres por día en el país y es una realidad que con la pandemia las mujeres dejaron de acudir a los hospitales y chequeos médicos por el riesgo latente de contagiarse de la covid-19, y que muchos de los hospitales públicos dieron preferencia a la inusitada enfermedad aparte de no contar con quimioterapia e insumos para tratar dicho padecimiento.

La prevención es el método idóneo para detectar y tratar el cáncer en su etapa temprana, una prevención que consiste en buenos hábitos alimenticios, el hacer ejercicio, la eliminación del tabaco y el alcohol y por supuesto las visitas periódicas al ginecólogo.

Octubre es un mes más que rosa, es un mes de concientización social y también de la exigencia a las áreas de salud gubernamentales para que haya más políticas públicas para la prevención y tratamiento para el cáncer de seno, más mastografías, mamografías, quimioterapia, medicinas oncológicas en los centros públicos de salud.

Para contrarrestar esta enfermedad es necesario un compromiso desde el estado y proyectos establecidos en salud pública con presupuesto propio, unir esfuerzos y voluntades con la sociedad civil para la prevención y promoción de la salud.

*es defensora de derechos humanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *