Del dicho al hecho

CAFÉ SIN AZÚCAR

Víctor Vish Fernández

Entre las palabras, dichos y hechos hay un largo trecho. En el Tercer Informe del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que en realidad lleva una docena, repitió algunas datos ante la falta de resultados, por ejemplo lo del tema del “huachicoleo”, o haber acabado con la corrupción, también presumió el apoyo a las mujeres, algo totalmente falso, sino le recuerdo que recortó más de 20 programas para mujeres, eliminó los refugios para ellas, y las estancias infantiles, además del incremento de feminicidios.

Parte de los hechos y realidades es que AMLO se beneficia del poder de la banda presidencial. Uno de sus caprichos es el Tren Maya, aparte del ecocidio, los fraudes que se cometen con los pobladores que se encuentran en la ruta de la vía, abusando de bajo nivel de escolaridad y en algunos casos, el poco conocimiento del español.

Pobladores de Palenque, Chiapas, ya levantaron la voz y en algunos medios de comunicación señalan al licenciado José Luis, desconocen el apellido, quién sin ninguna otro opción les compro a 34 pesos el metro cuadrado, esto hace poco más de un mes y hasta el cierre de esta edición, los lugareños no han recibido el pago acordado.

Y qué decir en Quintana Roo, donde también va a pasar el tren, hay zonas donde carecen de los servicios básicos, como es en la comunidad Pedro Antonio Santos, del municipio de Bacalar, donde el drenaje es prácticamente nulo y más de 90 por ciento de los pobladores utilizan las fosas sépticas, pero AMLO decidió dar un presupuesto de 170 millones de pesos (mdp) para la remodelación de un campo de béisbol y una ciclovía.

También hay que sumar los hechos lamentables que sucedieron en la frontera sur con la caravana de inmigrantes. En 2020 AMLO prometió darles trato digno y trabajo, pero los videos muestran que dan mejor trato los de la delincuencia organizada, hasta les habla con respeto. Y el agente de migración mexicana que busca la cabeza del centroamericano detenido, para rematarlo, debe ser detenido, encarcelado, y darle la máxima sentencia.

Son los hechos que nos muestran un gobierno, encabezado por AMLO, que lejos de ser humanista, es un régimen de caprichos, nepotismo, corrupción, y con el más bajo crecimiento económico del país desde la década de los 80 con un 0.9 por ciento del PIB.

Café exprés. Los extremos no pueden traer nada de bueno. En los últimos meses se ha dado a conocer la aparición de células con estructuras firmes de la extrema izquierda en diferentes países del continente americano, con ello los tintes del comunismo. También investigaciones dan a conocer la expansión de el “Yunque”, grupo de la extrema derecha ligado a la iglesia católica, en Centroamérica y algunos países de Europa.

En días pasados el Partido Acción Nacional (PAN) firmó un acuerdo con el partido de extrema derecha de España VOX, y dicen que es para no permitir que el comunismo avance. Lo que es cierto es que México no necesita de chavistas, de ultras, se requiere una reestructuración en todo, volver a la unidad y dejar de ser chairos o fifis, ser la raza de bronce que se solidariza en las malas o buenas.

Refil. Una vez dijo Winston Churchill: “si abrimos una disputa entre pasado y presente, encontraremos que hemos perdido el futuro”. Es momento de dejar de culpar las administraciones pasadas, y atender el presente, las necesidades del país en todos los renglones, que para eso se le contrató señor presidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *