“Haiga sido como haiga sido”

CAFÉ SIN AZÚCAR

Víctor Vish Fernández

En la historia de México, todos sus presidentes, han tenido sus frases con los cuales muchos lo recuerdan, quizá una de las más recordadas sea del expresidente Enrique Peña Nieto: “Falta un minuto, no menos, cinco minutos”, la cual se ha enmarcado en infinidad de memes. También el expresidente Felipe Calderón Hinojosa, nos regaló unas maravillosas palabras para justificar su triunfo en 2006, “Haiga sido como haiga sido (sic)”. Quien tampoco se queda atrás es el campirano Vicente Fox, cuando el ex presidente le dijo al entonces mandatario de Cuba, Fidel Castro: “comes y te vas”, además le pidió no emitir comentarios críticos hacia Estados Unidos.

Pero un poco más atrás, el 17 de agosto de 1981, fue cuando el entonces presidente José López Portillo dijo “defender el peso como un perro”; y para el primero de septiembre de 1982, López Portillo pidió perdón al pueblo por la “difícil situación”, mientras daba a conocer la nacionalización de la banca mexicana como su solución a la crisis, y rematando con un “Es ahora o nunca. México no se ha acabado. ¡No nos volverán a saquear!”. La frase que también es inolvidable es “Ni los veo, ni los oigo”, de Carlos Salinas de Gortari, dirigida a los perredistas en la Cámara de Diputados en 1994.

El actual presidente de México tiene muchas frases para recordarle, por ejemplo el “voto por voto, casilla por casilla” cuando perdió las elecciones en 2006, en ese mismo año nos regaló el “Cállese señor presidente, deje de estar gritando como chachalaca…¡Cállate chachalaca!”, dirigido al entonces presidente Vicente Fox Quezada. Ya en el poder Andrés Manuel López Obrador (AMLO), no hay día que no nos regale dichos y dicharacheros, recordemos el “piensen en sus mamacitas antes de cometer actos ilícitos”, y también las tiene envueltas en tiranía: “hay que abrazarse, no pasa nada” o “ como anillo al dedo”: palabras de López Obrador sobre ella pandemia de covid-19.

Pero las frases “abrazos no balazos” y “yo tengo otros datos” van envueltas en demagogia, despotismo, protervia, y desvergüenza, tal como lo utilizó cuando fue cuestionado sobre las cifras alarmantes de los mexicanos que han caído en la pobreza durante el régimen del autócrata AMLO. Ambas frases definen una fallida cuarta transformación, llevando al país a un narcoestado, con un crecimiento económico nulo, y el aumento alarmante de desempleo, violencia y muerte.

Café exprés. Cuando López Obrador era candidato a la Presidencia de México utilizó las estadísticas del Coneval para atacar a los expresidentes Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, durante el régimen de ambos, hoy AMLO lo desacredita, y ataca por la información que arrojó, la “Medición multidimensional de la pobreza en México”, en la cual, el año 2020 el número de personas en situación de pobreza ascendió a 55.7 millones, mostrando un aumento de 3.8 millones en comparación de 2018. Además se registró un aumento de personas en pobreza extrema de 2.1 millones, dejando un número total subió de 8.7 a 10.8 millones.

Refil. También tenemos que sumarle 15.6 millones de personas sin acceso a la salud durante la fallida 4T, el Insabi es un fracaso en su misión en dar salud y abastecer de medicamentos. Si usted está en una institución de este tipo; como un centro de salud, Cruz Verde, etcétera, no maltrate, no se dirija con palabras altisonantes al personal, ellos hacen mucho con lo poco que les dan, ellos son los héroes de este país. Una vez dijo Winston Churchill: “De nada sirve decir: ‘Estamos haciendo lo mejor posible’. Tienes que hacer lo que sea necesario para tener éxito”. Que para eso se le contrató señor presidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *