Otorgan primera adopción de un menor a pareja del mismo sexo

Guadalupe Sandoval

PUNTUAL JALISCO

Guadalajara, Jal.- Al cumplir con todos los requisitos de ley y los periodos de empatía y convivencia, la pareja de Palmira Martínez Gallardo Valdés y Gabriela Flores Castro, obtuvieron la sentencia definitiva del Juzgado Séptimo de lo Familiar, para la adopción de un niño de cinco años que había sido abandonado a los dos días de nacido y desde entonces permanecía en un albergue.

Con el propósito de garantizar el interés superior de la niñez, así como el derecho a vivir en familia, es como les fue concedida la adopción del menor, quien ya fue registrado el pasado 13 de julio como el primer hijo de la pareja homoparental.

El niño fue víctima de abandono cuando apenas contaba con dos días de nacido y al no existir familiares que lo reclamaran, el 19 de noviembre de 2015 fue resguardado por agentes del Ministerio Público en un albergue.

Posteriormente, en marzo del 2018, el niño fue puesto a disposición de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (PPNNA) y el 15 de enero de 2020 el Juzgado décimo de lo familiar otorgó la tutela institucional.

Al permanecer en el albergue tuvo contacto con las voluntarias que apoyaban en el cuidado de niñas y niños. Posteriormente se observó que el niño manifestaba gran aceptación y buena convivencia con la pareja conformada por Palmira Martínez Gallardo Valdés y Gabriela Flores Castro, quienes al demostrar su interés en adoptarlo cumplieron con todos los requisitos legales y administrativos resultando idóneas para su adopción.

El 15 de febrero de este año inició el proceso de empatía, resultando favorables todas las asistencias entre la pareja y el niño para culminar el pasado 24 de mayo con la sentencia de adopción a favor emitida por el juez a cargo.

Posteriormente, el pasado 13 de julio el niño obtuvo su acta de nacimiento con los apellidos de ambas madres, trámite realizado ante la Oficialía Número 1 del Registro Civil del municipio de Zapopan, Jalisco.

Cabe señalar que en agosto de 2010, la Ciudad de México se convirtió en la primera entidad del país en permitir la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo, aunque en Jalisco siempre hubo un gran rechazo en el tema, al grado de formarse grupos sociales y partidistas quienes siempre manifestaron su inconformidad, lo que creó un movimiento social denominado “Jalisco es uno por los niños”, el que tenía la consigna de impedir llevar a cabo las reformas al Código Civil estatal y a la Constitución de la Entidad a efecto de otorgar el derecho al matrimonio a las personas del mismo sexo, y por consecuencia la adopción homoparental.

Fue la legisladora por Morena, Norma Valenzuela Álvarez quien presentó ante el Congreso del estado la iniciativa que concretó la posibilidad de que matrimonios del mismo género y personas solteras puedan tramitar una adopción plena.

Pie de foto:

El menor abandonado cuando era bebé, ya cuenta con acta de nacimiento de sus madres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *