México y sus afores

Para que se entere

Blanca Nieves Palacios Barreda

Sobre la fortaleza de los hombros de los trabajadores mexicanos, ha estado nuestro país, México, lo mismo que los deficientes salarios y escasas prestaciones que se les otorgan, por parte de sus patrones, ya sean privados o de gobierno.

Enorme es la diferencia salarial de los trabajadores de cualquier área, en relación con la que se otorgan ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); Tribunal de Justicia Electoral; secretarios de estado, diputados, senadores y consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE).

Muchos trabajadores fuimos afortunados al cotizar como tales, en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), del cual obtuvimos nuestra pensión con lo ahorrado y, respetando la Ley Federal del Trabajo, nuestra jubilación.

El sistema de pensiones en México estaba bajo la responsabilidad del IMSS, pero gobiernos priistas y panistas, así como grupos de empresarios, decidieron que tales beneficios a los trabajadores que, ya fuera por cesantía, edad o incapacidad, eran demasiado, decidieron crear otro nuevo sistema de pensiones, se conformaba de manera tripartita, correspondiendo al trabajador 1.125 por ciento; al empleador (5.150%); y al gobierno (0.225%), en la década de los ochenta.

La definición en que se sustentaba este sistema era en un reparto definido, en el que, las aportaciones de los trabajadores en activo beneficiaran a los trabajadores retirados, contribuyendo a que tuvieran una mejor calidad de vida.

Pero como los robos de los gobernantes, los fraudes fiscales e incumplimiento de pago de impuestos de los millonarios empresarios los paga el pueblo, se cambió de sistema de pensiones avalada esta reforma por diputados y senadores, transformando todo el esquema en algo que, en el sexenio del ex presidente, Ernesto Zedillo Ponce de León, nombrado por Carlos Salinas de Gortari por dedazo, bautizaron como Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores).

La argumentación para tal cambio fue que: “el sistema de pensiones en México enfrentaba grandes retos”, por eso no solo se creó en beneficio de toda esa clase político empresarial, empresarial política, otro sistema de rescate, el Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa), que fue y sigue siendo, un verdadero saqueo en beneficio de los banqueros.

Esta nueva administradora de las pensiones de los trabajadores, contempla que cada trabajador contará con un fondo en una cuenta individual en la que se le “cuidara” y “guardara” sus ahorros hasta el término de su vida laboral, esto es, hasta cumplir 65 años., no hay préstamos de ninguna naturaleza, ni adelantos bajo ninguna circunstancia, aun cuando su dinero esté generando intereses.

Las Afores fueron a parar mayormente a manos de los banqueros, quienes, como voraces depredadores, se han repartido los ahorros de los trabajadores.

Invertir los aproximadamente cuatro billones de pesos que obtienen de los ahorros de los trabajadores, les ha generado, según datos de la Comisión Nacional del sistema del Ahorro (Consar), una utilidad neta de 14 mil millones de pesos anuales, de los cuales el 60 por ciento queda en las “limpias” manos de los dueños de los bancos.

A los trabajadores no los hacen partícipes de esas utilidades al invertir en bolsas y otros negocios sus propios ahorros, queda claro una vez más que, los trabajadores son los grandes perdedores, pues no solo pierden parte de sus ahorros, han perdido su jubilación y todo por mantener, a rescatados banqueros, políticos y empresarios.

Recordar se hace necesario que, en el Fobaproa, piscina de, 552 millones de pesos que los ex presidentes, Zedillo y Salinas de Gortari, pusieron a disposición de banqueros y empresarios, en la actualidad a 20 años, dicha deuda asciende, según lo dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a un billón de pesos y pagamos entre 30, y 40 mil millones anuales de intereses.

En la encuesta que el primero de agosto se llevará a cabo, bueno sería anotáramos la exigencia de que: la deuda del Fobaproa la paguen los beneficiados; o que, AMLO nos diga, ¿qué se va hacer con esos ladrones del robo de la década de los 90?

bnpb146@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *