Es cuestión de actitud

SOCIEDAD Y OTROS DEMONIOS

Susana Aceves Ascencio

Las crisis son oportunidades para crecer, reinventarnos y descubrir todo el potencial que llevamos dentro. Dejando a un lado el ego y la flojera, siendo creativos e ingeniosos y tomando las oportunidades que se nos presentan en el camino. El ignorar estas señales, nos harán perder la posibilidad de crecer y evolucionar en todos los sentidos.

Lo más fácil en la vida cuando estamos en situaciones difíciles es culpar a los demás y por supuesto “al gobierno”; nuestra actitud derrotista-pesimista-negativa es la que nos hunde en el pozo profundo de nuestra miseria.

He aprendido que las personas exitosas, no son aquellas que tienen en una cuenta bancaria fuertes sumas de dinero, ni la casa más ostentosa de la colonia, ni el carro último modelo, ni todos aquellos lujos que siempre consideramos pueden tener este tipo de personajes, los estándares sociales y de etiqueta de las altas esferas sociales son los que han posicionado este concepto del éxito.

Las personas exitosas son aquellas que no se rinden y están constantemente en la búsqueda de sus objetivos, tienen alta capacidad de resiliencia, iniciar de cero es una constante en ellas, no le temen al fracaso porque están tan acostumbrados a levantarse una y otra vez que los aprendizajes de las caídas los han hecho fuertes, nunca se rinden ante nada. Son libres, sencillos, amables, abiertos a compartir sus experiencias y conocimientos. Irradian tanta energía que te dejan inspirado para comenzar tu viaje a la plenitud y acción.

Aunque en el camino, nos encontramos personas con diferentes perspectivas de ver la vida y nos enseñan ambas caras de la moneda.

Juan es periodista, y por el confinamiento por Covid-19 ha estado sin trabajo, tiene compromisos económicos, entre los cuales, está cubrir la alimentación y la vivienda. En uno de los grupos de comunicación compartió su situación, la cual describió como desesperada. En varios momentos se estuvo quejando del gobierno y de sus programas de apoyo hacia las personas que dejaron de percibir ingresos, y que sólo eran para unos cuantos. Uno de los compañeros, le interrogó sobre si ya había realizado el trámite, a lo que contestó que no. En otro momento, propuso hacer una colecta entre los compañeros para apoyar a los que estaban sin trabajo, haciendo alusión a él mismo entre los afectados.

Martha es una consultora de negocios, inició el año sin ningún proyecto consolidado. Desgraciadamente a partir del confinamiento, cualquier negociación de trabajo se canceló. Durante una videoconferencia con amigas se estuvo quejando amargamente sobre la falta de oportunidades. Pidió apoyo, a lo que le sugerimos hacer una rifa “entre amigos” con un producto que una de las chicas le ofreció donar para este propósito. Desgraciadamente no concluimos la propuesta porque se le fue la internet y ya no se pudo conectar.

Lorena requería con urgencia mover unas piedras que le estaban astillando el piso. Un día, ella estaba cerrando la cochera de su casa, y vio que venían dos señores por la calle, que, por su aspecto, eran trabajadores de la construcción. Les saludo amablemente y les comentó sobre el asunto. Uno de ellos, le dijo que con gusto le ayudaría. El otro, estaba indeciso, pero finalmente aceptó la tarea. Lorena les pagó por sus servicios y además los contrató para hacerle unos trabajos de albañilería pendientes.

Don Ramón, un señor de 84 años, ofrecía nopales afuera del mercado de su localidad. Ahora lo hace en dónde puede, ya que, comenta que lo quisieron multar por no tener un permiso de comercio. Pese a la contingencia, el señor sale a vender todos los días porque es su única forma de sustento.

Estas historias nos enseñan que quien tiene las ganas de salir adelante lo hace con lo que tiene, no va por la vida quejándose. No importa el nivel social y educativo, ni en las circunstancias que te encuentres, así es que si la vida te da limones, haz limonada. El éxito depende de nosotros y de aprovechar las oportunidades que se nos presentan en el camino. Sé quién inspira a los demás.

Un comentario en "Es cuestión de actitud"

  • el 14 julio, 2021 a las 6:14 pm
    Enlace permanente

    Si Susana tienes razón, las crisis son oportunidades que hay que aprovechar… En ocasión anterior por alguna razón no se concretó tu invitación a SuperMesa, que ojalá y ahora lo hagamos… soy tu servidor Ramón Guardado …

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *