La carrera por el poder

Spread the love

CAFÉ SIN AZÚCAR

Víctor Vish Fernández

La constitución y sus leyes son para aplicarse, no para consultarse. Realizar una consulta popular para ver si se debe o no ser enjuiciados los ex presidentes, está más cerca de un show, de la Santa Inquisición de la Cuarta Transformación. Toda persona que haya violado la ley debe ser enjuiciado y de ser culpable que pague como lo marca la la constitución.

Que esto no se mal entienda, quiero ver tras la rejas a muchos ex presidentes, pero lo que se va a gastar en dicho acto, que rebasa el millón de pesos, con tal dinero se podrían comprar medicamentos para los niños con cáncer. Jugar con la salud e ilusión de los niños se requiere de ser una persona sin valores humanos. Es cierto que el presidente de México prometió que ya van a llegar los tratamientos para el cáncer, pero tiene diciendo lo mismo desde hace más de un año. Imaginé decirle a un niño: ya va a haber medicinas y te vas curar. Y una semana después verlo a los ojos y decirle: siempre no llegaron tus medicinas.

Si es culpable que se encierre, todo el peso de la ley a los corruptos del gobierno. Pero empecemos por la propia casa. “Que se barra de arriba para abajo” como lo presume el Partido Morena. Que se enjuicie a Marcelo Ebrard, por ser uno de principales culpables de la tragedia de la Línea 12, lo mismo para la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, ellos cargan la loza de 26 muertos, y al mismo tiempo entre ellos viven una batalla como buitres, por ser los consentidos de Andrés Manuel López Obrador,para ser el candidato en el 2024. Hay una larga lista para llevar a juicio a corruptos, Manuel Bartlett padre e hijo, Mario Delgado, Salgado Macedonio… ¿O la ley solo se aplica a los que piensan diferente a AMLO?

Café exprés. Aún no desaparece en su totalidad el tema de las elecciones intermedias y ya tenemos destapados para el 2024. Ricardo Anaya fue el primero en hacerlo, un jinete que busca caballo, con ideología de derecha, y con una meta fija, ser presidente de México. También Gerardo Fernández Noroña anunció que es presidenciable, con ideología de extrema izquierda, machista y con ideas de la edad de piedra, polémico con sus declaraciones, que en más de una ocasión lo han agredido en campaña arrojando huevos. Una tercera persona que fingía no interesarle más la carrera de político, que decía soñar con ser director técnico de algún equipo de fútbol mexicano, pues también levantó la mano Enrique Alfaro el aún gobernador de Jalisco, diciendo que va por la presidencia del país, que lo hace solo porque va por mal rumbo México con el actual régimen. ¿Debemos decir gracias por el favor?

Refil. Esperemos que las próximas elecciones sean de propuestas, y no solo de guerra sucia. La oposición solo está esperando a que los que conforman la 4T cometan el error para ellos politizar, mientras que el partido en el poder, Morena lo mejor que hace es ser su propio enemigo. Hoy solo vemos que comenzó la carrera por el poder, pero lejos de las propuestas para ayudar al ciudadano. Cómo una vez dijo Maquiavelo: “No son los títulos los que honran a los hombres, sino que los hombres honran a los títulos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *