El engaño electoral

Spread the love

PARA QUE SE ENTERE

Blanca Nieves Palacios Barreda

Muchos ciudadanos dirán: “6 de junio, no se olvida”, y razón sobrada existe, pues con todo y los miles de millones de pesos que se botaron por parte de los candidatos, no fue posible que, al día siguiente, los ciudadanos despertáramos con la convicción plena de que, fue una elección limpia, de que quienes obtuvieron triunfos de gubernaturas, diputaciones y presidencia municipales, fueron ciudadanos honestos, patriotas a carta cabal, con un verdadero y genuino interés por aportar lo mejor de sí, en beneficio de los ciudadanos  mexicanos, sobre todo, de los que por siempre han sido los más golpeados y desposeídos.

Se puede afirmar que, en estas elecciones, todos fallamos, cada quien, por sus propias razones o conveniencias, éstas últimas son las que han predominado desde mucho tiempo atrás; lo que se vivió, fue el desconcierto, la inconformidad, la indignación, el repudio por el bajo nivel publicitario de las campañas de todos los favorecidos con candidaturas, sin excepción, llamando a votar por ellos, sin tener el menor merecimiento lo que se vivió.

Prevaleció, desde el inicio el desdén por los verdaderos militantes morenistas, para que, en su lugar, fueran nombrados con la aceptación del impresentable presidente del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Mario Delgado, y la secretaría general y senadora, Citlalli Hernández, que con sus dos cargos, imitando a los del Partido Revolucionario Institucional (PRI), chiflan y tragan pinole a la vez, lo mismo que otros funcionarios, como Tatiana Clouthier y Olga Sánchez Cordero que, siendo secretarias de estado, son senadoras con licencia, por aquello de respetar la ley.  

Muchos candidatos priístas, pasaron a desplazar a los morenistas y empezó la gran manipulación de la que, la ciudadanía fue objeto una vez más, al hacer un llamado: “A votar todo por Morena”, por aquello de seguir apoyando a la cuarta transformación y ese cambio tan añorado por muchos millones de mexicanos;  de no hacerlo, el adjetivo de: “traidor” se replicaba en todas las plataformas cibernéticas.

Necesariamente se debe traer a la memoria aquello del 2000, de otorgar al candidato del Partido de Acción Nacional (PAN), Vicente Fox, el “voto útil” para sacar al PRI de los Pinos, para tres meses después, escuchar de Fox, que “cogobernaría con el PRI”.

En estas elecciones de 2021 paradójicamente se hacía un llamado para devolver el poder a muchos del PRI, con la silenciosa y disimula complacencia de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien durante 18 años recorrió el país pidiendo el voto para llegar a la presidencia de la república y cambiar todo un sistema de gobierno, autoritario, de represión y corrupción, para súbitamente declarar en su  conferencia mañanera que, al no obtener Morena la mayoría en el Cámara de Diputados, se buscaría  -palabras más, palabras menos- “apoyo  con el PRI, o el Verde, para sacar adelante las reformas a nuestra Constitución, porque eso es democracia”.

Se ha olvidado aquello de que: “hay que voltear hacia atrás, para actuar en el presente y planear hacia el futuro”,  y esto es lo que en Morena no se ha hecho; los ciudadanos mexicanos tenemos la capacidad de entender qué es “democracia”  y,  no es  de la que AMLO nos habla y, al abrir las puertas a la oposición representada por el PRI, PAN, Verde y los demás Partidos rémoras, es ir en contra de la esperanza que por tantos años hemos luchado, que ha costado muchas vidas y  se ha seguido entregando  nuestro territorio nacional de diversas formas.

¿Quién de los ciudadanos mexicanos se siente hoy plenamente complacido con el cúmulo de partidos políticos parásitos?; ¿quién siente que esas pútridas alianzas entre partidos significan que haya democracia en México?; ¿quién se siente representado en el Congreso?;

Tiempo tendremos para reflexionar sobre el proceso electoral del 2024, en el que se elegirá a un nuevo presidente y exigir una verdadera Reforma electoral, que sea verdaderamente democrática y en beneficio de los mexicanos.

bnpb146@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *