23 de Abril

Spread the love

¿Y quién es Usted?
Por: José Ruíz Mercado

¿De dónde, amigo, vengo?

   Así inicia la leyenda. La proveniencia de tiempo, lugar. Luego nos preguntamos por lo demás. Reflexionemos, hasta es posible llegar a un acuerdo. Como siempre, con un café de por medio. Saquemos lo propio. Al final nos enfrentamos a la libertad de pensamiento.

   Los grupos hegemónicos ejercen reglas, se convierten en jueces, dictaminadores de conducta. Imponen su criterio. Los subalternos también, con la diferencia de la influencia de criterio en un rango menor. Los juegos de la dialéctica.

   Las fechas internacionales nacen de la necesidad de convivir en armonía, precisamente cuando la relación entre los grupos sociales se vuelve álgida, es entonces cuando nacen las propuestas.

   La problemática del arte es más política que los factores políticos mismos. La persecución a quienes disienten, los organismos públicos encargados de la censura legalizada, lo afirma. Pero aún más, los grupos de la sociedad civil avaladores de la persecución de ideas son más fuertes.

   Los estudiosos de la cultura, ante la ausencia, por lo menos en México, de especialistas, han optado por adentrarse en un hibrido metodológico ¿Dónde están los sociólogos, psicólogos, politólogos de la cultura? Más aún, en dónde se encuentra, en estos tiempos electorales, el candidato idóneo que entienda las necesidades reales de los trabajadores del arte.

   Resulta curiosa la defensa al trabajo de los artesanos, de los trabajadores del campo y, nada para los trabajadores de la cultura ¡No le regatees a un artesano! Pero si exige una entrada al teatro, exige tu libro, baja (róbaselo al autor) de Internet.

   El 23 de abril, inicialmente nace en defensa de la libertad de expresión y el derecho al trabajo. Así se dice en el decreto inicial de la UNESCO; después, lo desconozco, se modifica.

   El 23 de abril se recuerda a Cervantes, Shakespeare, Garcilaso de la Vega. Todos en 1616. Todos en su momento perseguidos, repudiados, expulsados sociales. Autores con una obra cuestionadora a su tiempo social, transgresora.

   Derechos de autor. Derecho al trabajo. A vivir dignamente del fruto sagrado de su entrega, dedicación, formación. Derecho de autor es el agradecimiento a darnos identidad como pueblo, a darnos el proceso de una lengua.

   El 23 de abril se conmemora el idioma, la capacidad creativa a partir del proceso del lenguaje. Y el manejo del idioma, el oficio de escribir, es una tarea vital, armónica.

   Por lo tanto, es una fecha sagrada para el trabajador de la cultura. Una fecha que la industria editorial la han hecho propia, y en lugar de festejar al trabajador lo hacen al objeto sacralizado.

Derecho al trabajo, a la libertad de expresión, el libre flujo de las ideas. Al autor y su labor, a vivir con dignidad de su trabajo. Esto es el 23 de abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *