Solicitará el presidente investigar a juez que frenó ley eléctrica

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador pedirá una investigación de los jueces que atienden los asuntos del sector energético al sospechar posible complicidad con particulares.

El ejemplo más claro y vergonzoso, humillante, aseguró, es el de Iberdrola, española, dijo López Obrador.

“Estos jueces surgen cuando se lleva a cabo la reforma eléctrica para proteger a las empresas particulares y extranjeras, no para proteger el interés nacional.

“Nosotros vamos a acudir a la Suprema Corte y queremos que la Judicatura del Poder Judicial haga una revisión del proceder de estos jueces porque sería el colmo que el Poder Judicial del país estuviera al servicio de particulares”, señaló en conferencia de prensa.

Luego de que un juez federal suspendió de manera provisional los efectos de las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica que pondera a la Comisión Federal de Electricidad para su fortalecimiento, el mandatario advirtió:

“Vamos a defender este asunto”.

Reveló que ya le he dicho incluso al gerente de Iberdrola – la compañía de capital español en este sector- que su gobierno está abierto al diálogo, negociación.

Sin embargo, indicó el mandatario, necesitamos revisar esos contratos que están excedidos.

“No estamos cancelando la reforma energética sino quitarle las aristas más filosas, lo que más daña y que las empresas puedan seguir haciendo negocio pero con ganancias razonables.

Que no vengan a robar, que se vayan a robar más lejos.

“Entonces vamos a estar defendiendo este punto”, subrayó.

Cuando se le preguntó acerca de la orden del juez Juan Pablo Gómez Fierro, de conceder la suspensión provisional a dos amparos, el Presidente respondió:

“Están muy molestos los dueños de las empresas extranjeras y también algunos mexicanos por la reforma eléctrica pero la verdad es que estaban abusando vendiendo cara la energía eléctrica, recibiendo subsidio.

“Ellos fueron beneficiados con contratos leoninos, un acuerdo que se hace con una autoridad que no representa legítimamente al pueblo, que no defiende el interés nacional, que desde luego tiene facultades y puede ser legal lo que haga pero actúa como empleado, como subordinado de las empresas particulares y forman convenios en los que pierde el erario”.

El ejemplo más claro y vergonzoso, humillante, aseguró, es el de Iberdrola, española, que de manera gangsteril se lleva a trabajar a su compañía a la secretaría de Energía del gobierno federal.

No solo eso, abundó, se lleva a su consejo de administración al Presidente Calderón.

“O sea, cómo, es una falta de respeto al pueblo de México, es una vergüenza, en qué país del mundo suceden estas cosas!”.

Por ello los señores de Iberdrola se sentían los dueños de la industria eléctrica nacional, con contratos jugosos a costillas del erario porque esos contratos significan pagar más por la luz, sostuvo.

Aprovechó el tema para contestar a unos abogados que dijeron en Nueva York que el Presidente de México los había amenazado al citar al presidente Lázaro Cárdenas una frase según la cual los que entregan recursos naturales es traidor a la patria.

“Se sintieron amenazados; no hay ninguna amenaza”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *