24 horas

GOURMET VINTAGE

Víctor Vish Fernández

En los años ochenta una noticia no era considerada oficial sino lo decía Jacobo Zabludovsky en su noticiero nocturno, llamado: 24 horas, algo parecido hoy en día que si no aparece en la cuenta oficial de Twitter o Facebook no es oficial. Era común llegar a la taquería, cenaduria, tiendita de la esquina y todos estaban sintonizando el Canal de las Estrellas.

Jacobo Zabludovsky icónico comunicador de la televisión mexicana

Grandes sucesos que ahí se llegaron a informar, el sismo que sacudió la ciudad de México, donde Jacobo con un celular, que eran gigantescos para esa época, realizó una crónica de los hechos en vivo, que te erizaba la piel; el asesinato de Luis Donaldo Colosio, ex candidato del PRI a la presidencia de México, momentos que gran parte del país estábamos al pendiente del candidato, y en el momento que se hace oficial la muerte de esté, el sentimiento de esperanza se desvaneció.

Memorables entrevistas que realizó como por ejemplo a Salvador Dalí o María Félix «la Doña».

A él se le atribuye la frase «Hoy fue un día soleado», esto después de los sucesos del dos de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco. De la matanza solo dijo «un zafarrancho con algunos heridos». Algunos aseguran que lo dijo en el noticiero nocturno, otros que fue en la mañana del tres de octubre, y otros tantos dicen que lo dijo en el famoso noticiero: 24 horas, esta última teoría debemos descartar, dado que la primera emisión fue el siete de septiembre de 1970. Grandes crónicas nos regaló; como la llegada del hombre a la luna, la muerte de John F. Kennedy, la visita papal de Juan Pablo II a territorio mexicano.

En una entrevista que dio para el periódico La Jornada en 1998 mencionó: «Eran momentos de una estricta vigilancia por parte de las autoridades, empeñadas en que ninguno de los medios dieran una información que ellos consideraban excesiva».

La última emisión de 24 horas fue el 19 de enero de 1998, 27 años al frente, el noticiero que mayor audiencia en la historia de televisión mexicana. Y cuando terminaban las noticias, mi padre apagaba la televisión con su voz: «Víctor apaga la caja tonta», mi madre ya tenía la mesa servida para comer y entonces la radio hacia la magia, música de José José, Dennis Rousso, Raphael… Nos acompañaban en la comida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *