El juicio es mera simulación

ASÍ LAS TRANSAS

Antonio Neri Johnston*

El juicio que enfrenta Lozoya es pura simulación del Gobierno mexicano. Al pasar su primer audiencia el ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, los ministerios públicos de la Fiscalía General de la República (FGR) fueron bastante benévolos al solicitar como medida cautelar que le fuera impuesto un brazalete electrónico y después de que deje el hospital, pueda seguir su proceso desde su casa.

El primer caso de corrupción llevado a los tribunales por el Gobierno federal, ameritaba la prisión preventiva justificada ya que el implicado huyó del país para evadir su responsabilidad tanto que fue detenido en España, mediante una orden de aprehensión vigente emitida por un juez y se activó la ficha roja de Interpol para su captura y extradición, con esto se comprueba que Lozoya tiene los medios para fugarse de nueva a cuenta y no por retirarle el pasaporte signifique que no pueda volver a solicitarlo a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ya que es un derecho que todos los mexicanos tenemos.

La FGR durante la primer audiencia acredito al juzgador que su detención fue legal, le realizó la acusación de los cargos de corrupción, logró vincularlo a proceso pero en la medida cautelar fue muy compasivo, por lo tanto el juzgador, sólo puede conceder lo que el fiscal de la Federación le pida.

En Jalisco, también existen juicios de corrupción en contra de tres ex secretarios de estado, dos de Salud, Antonio Cruces Mada y Jaime Agustín González Álvarez; y otro de la Secretaría de Desarrollo Social, Miguel Castro Reynoso en la administración del gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, fueron vinculados a proceso y la medida cautelar que solicitaron los representantes sociales fue de no salir del país, mucho menos del estado y permanecer todo el tiempo en sus domicilios, solo pueden salir por cuestiones de trabajo o urgencias.

Pero también por hechos de transito mortales están presos el futbolista João Maleck Robles y Keila “G” a quien las redes sociales la bautizaron como #LadyArrancones, quienes al chocar sus vehículos y ocasionar muerte de personas, les fue impuesta la prisión preventiva justificada porque tenían pasaporte, y los medios para poder escapar del país.

La argumentación que dio el fiscal a los jueces fue para garantizar la presencia de los imputados en el proceso penal fue que podían evadirse de la acción de la justicia dictandoles que tenían que permanecer en la cárcel mientras se concluye su proceso, las medidas impuestas de seis meses se fueron alargando y ambos continúan recluidos en el Penal de Puente Grande.

Las medidas cautelares están previstas en el artículo 155 del Código Nacional de Procedimientos Penales  y son aplicadas por jueces locales y federales en toda la república, para Emilio Lozoya está más que clara la prisión preventiva justificada por el simple hecho de haber evadido la justicia al escapar y ser detenido en Europa.

Sin embargo; pudo haber llegado a un arreglo con la FGR de facilitar información para dar nombres de más involucrados, pero eso de que tiene el peso de la ley, es una mera simulación por parte del Gobierno de la 4T.

*es periodista especializado en temas judiciales y de seguridad

Twitter: @antonionerij

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *