VOTO FEMENINO

DIARIO PUNTUAL

PATRICIA ALVARADO

Guadalajara, Jalisco.  El voto femenino a 65 años de su conmemoración se encuentra con agenda pendiente con las mujeres.

    Los derechos políticos-electorales aún endebles por la violencia política contra las mujeres en razón de género.

     El derecho al voto de la mujer comenzó a marcar historia el 12 de febrero de 1947, cuando en el DOF del Decreto de adicción al artículo 115 permitió la participación a las mujeres como votantes y candidatas estableciendo que “en las elecciones municipales participarán las mujeres en igualdad de condición que los varones con el derecho a votar y ser votadas.”

    Un 3 de julio de 1955 fue que las mujeres mexicanas sufragaron por primera vez en una elección federal en el marco de promesas de campaña del presidente en turno Adolfo Ruiz Cortines y es a través de reformas constitucionales como se afirma este derecho al voto el 17 de octubre de 1953.  

     El voto femenino parece visible y cotidiano pero el reconocimiento a los derechos humanos de las mujeres todavía es lejano; hay una tarea inconclusa hay obstáculos para acceder a los derechos, oportunidades y a un trato digno en la palestra política.

¿Sabías qué?

     Las elecciones presentan una oportunidad para la democracia.

     Los indicadores de una democracia inclusiva es que las mujeres puedan votar y ser votadas, que puedan considerarse para una candidatura.

      Hoy en día la violencia política en razón de género continúa siendo uno de los obstáculos principales para el ejercicio de los derechos políticos de las mujeres.

     La participación y representación política de las mujeres esta dada dentro de un clima de violencia; la garantía al libre ejercicio de los derechos políticos-electorales como parte integral de los derechos humanos de las mujeres está bajo reserva.

     Las mujeres en la república mexicana son el 52% de la población y según el Instituto Nacional Electoral(INE), en las pasadas elecciones del “62.3% del electorado que acudió a las casillas electorales, la participación de las mujeres fue de un 66.2%, y los hombres fue de un 58.1%,   ocho puntos porcentuales por arriba de la población de hombres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *