Internet: gran reto educativo

SOCIEDAD Y OTROS DEMONIOS

Susana Aceves Ascencio

Los obstáculos en la educación a distancia han sido muy significativos y se evidenciaron muchas deficiencias, tanto en recursos como en la metodología. Sin embargo; es momento de buscar alternativas de solución que apoyen el objetivo principal que es la educación de los hijos. El tema recurrente de 80 por ciento de las mamás encuestadas ha sido el tema de la conectividad a internet, estos han sido por la poca señal y las fallas que se presentan en algunas zonas, el uso en los mismos horarios de toda la familia ralentiza la señal, entre los más comunes.

Las familias enfrentan retos para cubrir la educación a distancia
Foto: Susana Aceves Ascencio

Algunas de las encuestadas comentan que ellas y sus esposos no tienen la preparación en recursos tecnológicos y metodológicos en la didáctica del aprendizaje y, debido a ello, acaban resolviendo algunas tareas y actividades de las clases, dando como resultado que el niño no aprenda.

En este punto, de la enseñanza online, comentan que inclusive están llevando la clase presencial de sus hijos en casa, debido a que los niños requieren el soporte directo cuando están estudiando, ya que se distraen muy fácil y no están preparados para aprender viendo la clase desde la computadora.

Asimismo, otro de los obstáculos ha sido que los niños tienen las clases en los mismos horarios, por lo que; por una parte, no tienen las herramientas tecnológicas para todos los hijos y por la otra; no se pueden partir en dos para apoyar a cada uno de ellos durante las clases virtuales.

Una de las mamás resume bien lo expuesto por varias de ellas: “Evidente falta de capacitación de los maestros en el uso de ciertas herramientas tecnológicas y falta de metodologías para la impartición de clases en línea, las cuales requieren de una planeación didáctica distinta a la presencial para que se logre el objetivo de enseñanza-aprendizaje”.

Otro factor son las distracciones propias de casa: preparar los alimentos (en el caso de la mamá), atender asuntos de los demás hijos, los horarios cruzados entre las actividades de todos los integrantes de la casa, los quehaceres del hogar. A su vez, a los niños les cuesta trabajo obedecer y solo quieren jugar. “Ha sido difícil compaginar todas las actividades”. Comenta una de las mamás.

Varias de las entrevistadas comentan que las cargas de actividades y tareas son excesivas, son demasiadas horas en la computadora. Esto ha dado como resultado que vayan con días de retraso en la entrega. Asimismo, les gustaría que les dejaran más actividades como leer libros, entregar videos como evidencia de trabajos, actividades recreativas como pintar, etc.

En el ámbito laboral, muchas mamás han tenido que sacrificar sus trabajos para atender la educación de sus hijos, ya que, no es posible dejarlos en el cuidado de otra persona debido a las medidas sanitarias y de prevención de la salud.

Por otro lado, son muchos los retos en la educación de los hijos, los cuales atinadamente se pueden resumir en los siguientes comentarios:

“En lo personal, ha sido bueno, los chicos al enfrentarse a estos cambios reafirmarán su personalidad, al saber que en la vida hay retos y circunstancias que no dependen de ellos, que, al superarlos con inteligencia, los hace ciudadanos fuertes, comprometidos, ejemplares y exitosos”, comentó una de las entrevistadas.

“No todo ha sido malo. He podido convivir mucho más con mis hijos, me he vuelto una mamá más versátil, no permito que se aburran a pesar del encierro. Me ha servido mucho darme cuenta hasta donde estaban mal mis hijos en la escuela y poder ayudarlos para que logren el nivel escolar que deben tener”.

Hay mucho por hacer en la educación en casa, el seguimiento diario debe ser el soporte principal de los hijos en la enseñanza, fortalecer los conocimientos con las habilidades blandas y la inteligencia emocional que tanto se requiere en estos momentos es un gran reto para los papás y las familias. Generar el equilibrio y cuidar la salud emocional es imprescindible para lograr la meta de una educación con calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *