El árbol del vampiro

HISTORIAS Y LEYENDAS

Anima Rouss*

El árbol del vampiro de Guadalajara es una leyenda que posee el legendario Panteón de Belén. Entre sus tumbas se pueden escuchar los susurros de más de una leyenda, sucesos que a muchos sorprenden y que no tienen explicación.

El árbol del vampiro en el interior del Panteón de Belén, el más antiguo de Guadalajara.
Foto: Arturo Rojas

Una de las leyendas más conocidas es la del “árbol del vampiro”. El famoso árbol de unos 15 metros de altura tiene ya bastantes años de vida y su nacimiento tiene una escalofriante historia detrás. Se narra que a comienzos del siglo XIX por el año de 1880 comenzaron a aparecer cadáveres de animales por toda la región, pero lo más terrorífico era que se encontraban secos de sangre.

Aunque era una situación muy extraña el pánico se apoderó de la población cuando se encontraron los cuerpos de algunos seres humanos en las mismas condiciones. La gente aunque con miedo, ya estaba harta de la situación, así que se organizaron para capturar a la criatura que realizaba estos actos. Se dice que efectivamente atraparon al supuesto vampiro y una vieja curandera les aconsejó clavarle una estaca en el corazón tallada a partir de la rama de un camichin.

La gente no dudó en hacerlo y el vampiro cayó sin vida, fue enterrado en el Panteón de Belén. Temiendo su regreso le colocaron una losa de piedra la cual era muy grande y pesada, para que nunca pudiera salir. A pesar de ello la losa se partió y comenzó a salir una rama de camichin, la cual brotó y envolvió con su tronco a la tumba. Se dice que cada raíz es una de sus víctimas ya sea humana o animal junto con la historia de que quien corte una rama del árbol esté sangrara.

Desde entonces nadie se atrevió a cortarlo, ya que todo el mundo sospechaba que si era derrumbado el vampiro volvería a salir y hacer de las suyas. Actualmente no es permitido acercarse al árbol, ya que muchas personas tratan de cortar sus ramas para confirmar la leyenda de que este sangrara.

*es músico y youtuber.

Youtube: Anima Rouss

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *