Manejese con cuidado

Generalidades

José Roque Albín Huerta*

En los años noventa, en Jalisco, se hace la primera llamada telefónica por celular, fue totalmente sorprendente ya que solo en aquellos años, se había visto algo semejante en las películas, series de televisión etc. En aquella época no todos podíamos adquirir uno de esos novedosos aparatos. Pasan los años y cambian las cosas.

Hoy en día el teléfono celular ya no solo es un medio para recibir y contestar llamadas o mensajes como al inicio, ahora, se toman fotos, se graban videos, se acrecenta el uso de las redes sociales que sin duda son un instrumento de manipulación, el uso del internet, etc. que ya se han convertido en herramientas indispensables en la vida laboral, educativa y demás tantoen los niños, adolescentes, jóvenes y adultos.

En el caso de los niños, entre los nueve y 14 años de edad, deben restringir su uso al mínimo y sustituir buena parte de las llamadas por el envío de mensajes de texto ya que a ellos y a los adolescentes trae efectos negativos el uso inmoderado de este sistema de telefonía celular ya que; les provoca insomnio, problemas para despertar, ansiedad, dejan de interactuar con la familia, se vuelven irritables, no

quieren  leer libros de texto, incluso se está perdiendo el estilo de la redacción por la síntesis que se hace al mandar los mensajes.Aunque aún no hay pruebas contundentes, todavía, se estima que el uso de los celulares sobre todo en los menores, es perjudicial.

 Como consecuencia de lo anterior, algunos países europeos se han estado haciendo estudios para determinar como afecta el desmedido uso de esta tecnología en los niños, agravado más por los momentos de pandemia que estamos pasando.

Miles de jóvenes, utilizan esta tecnología a efecto de encontrar información que desde luego en sus libros de texto no encuentran, escuchar noticias, otros, solo hacen ese uso de estas herramientas para jugar, platicar, pasando horas “chateando”, en el Facebook, etc., y solo es un distractor que les provoca poco interés al estudio y a la interrelación con los demás.

Los adultos encuentran este medio como herramienta de trabajo y, desde luego también a efecto de tener una comunicación más cercana con familiares, no dejando también de jugar y hacer uso de las redes sociales.

El Sector Salud de Jalisco, recomienda inhibir en los niños y adolescentes, principalmente el uso inmoderado de este aparato por las consecuencias antes señaladas, que en un futuro se puede convertir en un problema de salud pública.

Esta debe ser una luz de alerta para que los padres de familia determinen que tan provechoso es que sus hijos menores de edad usen o cuenten con uno de estos aparatos ya que los daños en su salud podrían afectarles de manera negativa a corto o largo plazo. Y si no, esperemos un lustro más.

Es rector general del Centro Universitario UTEG*

joseroque@uteg.edu.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *