Saltar al contenido
Roque Albin Huerta
Compartir en:

Generalidades

José Roque Albín Huerta

Roque Albin Huerta

Y lo que sigue

Siempre hay un presente y un pasado, es decir, el presente desde el punto de vista gramatical, se trata de un adjetivo hacer referencia al tiempo que transcurre en el momento actual o a aquel en que se haya una persona cuando cuenta algo. El pasado es el tiempo que ya sucedió y que, en una línea cronológica, ha quedado atrás; se conoce como pasado tanto a dicho tiempo como a aquello que aconteció en el periodo en cuestión.

Ahora bien, en la edición del 5 de mayo de la presente anualidad bajo el tema de “Ayúdate que yo…” escribí lo relativo a la importancia y consecuencias que pueden presentarse cuando un integrante de la familia se encuentra con alguna enfermedad y que depende de tener un cuidador ya sea externo o interno recayendo tal responsabilidad en un familiar que le dedica tiempo y esfuerzo a su familiar que presenta una patología.

Dando seguimiento a tan noble labor de carácter humano, solicité y obtuve una entrevista con la maestra Luz Elvira Ramírez quién es cuidadora de una tía que tiene 84 años de edad y que por causas obvias tiene varias enfermedades sobresaliendo la falta de circulación de sangre en sus piernas y a ella, la maestra, le toca llevarla con el doctor, curarla y atenderla en general ya que su pariente, no cuenta con persona alguna que la pueda atender; y esto es lo que nos narra.

La aparición de una enfermedad aguda, crónica o terminal de alguno de los miembros de la familia, puede representar un serio problema, podría considerarse como una crisis, dado el cambio que esto representa en el paciente y que desde luego impacta en cada uno de sus miembros familiares o bien de amigos. Para adaptarse a esta nueva situación ya que, generan cambios en la interacción familiar ya sea en una forma consciente o inconsciente y que desde luego lleva el enfermo a la familia a un desequilibrio, poniendo en riesgo el bienestar y la salud del familiar cuidador.

En mi propia experiencia como cuidadora, en varias ocasiones he caído en depresión, estrés, insomnio, cansancio físico, falta de apetito, dolores musculares, falta de concentración, cefalea y algunos otros síntomas son los que puede llegar a presentar un cuidador-familiar. Se sufre; pero el amor es la fuerza que alienta, ayuda, mueve y motiva a continuar y no decaer.

Si bien es cierto y del conocimiento de todo ser vivo, que, se: nace, crece, reproduce y muere; todavía ésta última etapa cuesta demasiado asimilarla, aceptarla y sobre todo cuando se enfrenta después de una serie de cuidados hacia un familiar el cual tiene una larga o corta agonía y al final fallece.

¿Y qué es lo que sigue?

El duelo. Al cuidador-familiar le queda un camino difícil a seguir después de la muerte del al que se estaba asistiendo ya que hay sentimientos y pensamientos que en algunas ocasiones se requerirá de ayuda psicológica para superarlos. Como el que se llega a tener acerca de que, si se tuvo la elección y decisión correcta, si algo no se realizó o faltó.

En la etapa de duelo se llegan a presentar estos cuestionamientos provocando incertidumbres por clarificar, siendo el tiempo de gran ayuda. El gran apoyo que brindan los familiares, amigos y conocidos también es relevante en el difícil camino que se debe recorrer.

Aunque se halla realizado todo lo medicamente posible que esté al alcance, humanamente con la energía que nuestro amor al familiar; el término de esa vida y también se llega a pensar que esa experiencia la llegará a pasar alguno de nuestros seres queridos porque tal vez a mí me tocará ser cuidado por un familiar y que será un acto de misericordia.

Todo en nuestra vida se trata de procesos; que a final de cuentas nos va a dejar un aprendizaje.  La empatía que podamos ofrecer a un cuidador-familiar puede ayudar a que, por todos los sentimientos, síntomas, signos, sufrimientos, padecimientos que llegue a presentar ayuden a superarse.  “Cuando pasamos por eso, sabemos de lo que se trata”.

Estimado lector le agradezco su tiempo que toma para leer mi colaboración, es usted quien tiene la mejor opinión.

Correo electrónico: [email protected]

Tal vez te puede interesar OMS certifica 15 municipios más de Jalisco por ambientes amigables con adultos mayores

👋
Suscríbete al boletín

buzón

Noticias Actualizadas por e-Mail

¡gracias por leernos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *