Saltar al contenido

Corrupción y tráfico de influencias frena acción de la justicia contra “escuela” que discrimina a niños mexicanos

Compartir en:

*Desde el año 2017 la “protección” de autoridades judiciales y educativas impide sancionar graves atropellos contra menores

PUNTUAL NACIONAL

José Contreras Contreras

CIUDAD DE MÉXICO.- El colegio particular denominado Liceo Franco-Mexicano, que opera en la colonia Polanco de la capital del país, enfrenta una decena de demandas por discriminación, abusos en contra de los alumnos –todos menores de edad—segregación racial, lesiones y hasta incitación al suicidio; sin embargo, la corrupción entre directivos de esa empresa educativa y autoridades federales y de la Ciudad de México permiten que todas las carpetas de investigación, quejas y denuncias son frenadas de forma por demás «sospechosa».

Íñigo López Lanchares, padre de dos menores de edad a quienes el Liceo Franco-Mexicano negó la reinscripción por que uno de ellos sufrió un accidente en esas instalaciones y luego hizo público que el menor de edad no fue atendido por más de dos horas y lo mantuvieron prácticamente secuestrado “para que no se supiera” sobre el incidente, cuestionó como desde el año 2017 y hasta la fecha no ha sido tiempo suficiente para que las autoridades judiciales y educativas actúen en contra de esa empresa educativa de origen francés.

López Lanchares indicó que a raíz de que les fuera negado a sus hijos el derecho de reinscripción en el Liceo Franco-Mexicano, de Polanco, su familia enfrenta una terrible cadena de problemas, lo que incluso provocó un intento de suicidio por parte del mayor de sus hijos.

“Es lamentable que esta institución educativa atente contra la salud mental de los menores de edad”, apuntó.

López Lanchares, vecino de Huixquilucan, Estado de México, relató el trato discriminatorio hacia sus hijos y otros menores de edad, porque sus padres se han atrevido a denunciar los atropellos de los directivos.

“Mi hijo perdió una gran capacidad de movilidad en uno de sus brazos debido a la falta de atención en la escuela y ha tenido que ir a terapias costosas, lo que motivó una denuncia penal, pero debido a la corrupción en tribunales ha sido frenada”, aseguró.

Hay un sinnúmero de denuncias en contra de esta escuela, indicó el dolido padre de familia, quien dijo que ver a sus hijos en depresión porque se les negó la reinscripción ha sido doloroso, pero sobre todo haber tenido que atender a su hijo por el intento de suicidio que tuvo, por lo que solicitó a las autoridades educativas y judiciales que intervengan para frenar estos atropellos, que ponen en riesgo la salud mental de los alumnos.

Iñigo López ha acudido a Derechos Humanos, a la SEP, a la Fiscalía de la Ciudad de México y en su lucha por lograr justicia para sus hijos, muchos padres de familia cuyos menores también han recibido tratos discriminatorios se le han unido.

En la Fiscalía de la Ciudad de México, agregó, se han abierto ya  5 carpetas de investigación por  los presuntos delitos de lesiones, abandono, negación y práctica indebida del servicio médico a un alumno lesionado, ( carpetas numerales  CI-FMH/MH-4/UI-2S/D/503/02-2018   y pieza separada D01), hasta la condena por discriminación a dos hermanos al no reinscribirlos en  los cursos 2017-18 y 2018-19, a pesar del requerimiento de la SEP, según resolución del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la CDMX  (COPRED/OJ/06/2019) y carpetas en el MP por desobediencia y discriminación (CI-FNNA/D/UI-D6/00335/11-2019), así como varias carpetas por presuntos actos de corrupción con asesores jurídicos y funcionarios de Profeco (carpetas CI-FICUH/UAT-CUH8/UI-IS/D/829-06-2021 y carpeta CI-FIDSCP/B/UI-B-2C/D/02117/06-2021 ).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *